5 Ejemplo de Buena Esposa en la Biblia

Ejemplo de Buena Esposa en la Biblia

5 Ejemplo de esposa en la Biblia

Una esposa piadosa es una bendición para cualquier hombre, y una familia con una madre piadosa es muy bendecida, pero es totalmente injusto comparar a cualquier mujer con los estándares de Proverbios 31.

No cualquier mujer puede hacerlo, pero al igual que un marido necesita un poder sobrenatural de Dios para amar a su esposa, y al igual que Cristo amó a la Iglesia y se entregó por ella, una esposa piadosa debe esforzarse por vivir de acuerdo con los estándares de Proverbios 31.

Las instrucciones a las esposas de «Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.» (Efesios 5:24) y «la mujer respete a su marido» (Efesios 5:33) son bíblicas, aunque sean muy impopulares incluso entre los que profesan ser evangélicos.

Así como Cristo amó a la iglesia, se entregó por ella y la amó como su cuerpo (Efesios 5:25-29), los maridos deben amar a sus esposas, lo que les facilitará el respeto.

Si un marido ama a su mujer, ella lo ve con respeto; si una mujer respeta a su marido, él lo ve como amor. Para los hombres, respeto = amor; para las mujeres, amor = respeto.

En breve te muestro 5 mujeres con características de una buena mujer según la Biblia.

5 Ejemplos de una buena esposa según la Biblia

María

¿Hubo alguna vez una mujer más humilde, devota y piadosa que María, la madre de Jesús? Mira cómo le habló Gabriel: «María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.» (Lucas 1:30).

«Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre;» (Lucas 1:31-32).

Cuando María le dijo al ángel que era imposible porque era virgen (Lucas 1:34), el ángel le dijo: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.» (Lucas 1:35).

Otras Personas Están Viendo  30 Versículos Bíblicos Para Mujeres con Propósito y Promesas

¿Cuál fue la respuesta de María a esto? «He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra», revelando su carácter piadoso «el ángel se fue de su presencia.» (Lucas 1:38).

Con estas cualidades, María debió ser una excelente esposa para José. Fue tal su desempeño como buena esposa, que José no dudó en poner su vida en riesgo con tal de protegerla a ella y a su hijo.

Sara

Al principio, Sara se llamaba Sarai, pero más tarde Dios le cambió el nombre a Sara. Su nombre significa «princesa» en hebreo, lo cual es muy apropiado, ya que sería la madre de muchas naciones, al igual que Abraham sería el padre de muchas naciones.

Ciertamente, Sara no era perfecta, pero cuidó de su marido. Un ejemplo de esto fue cuando estaban en Egipto, Abraham dijo que ella era su hermana con tal de que no le hicieran daño a él y la tomaran a ella como mujer para el Faraón.

Sara cedió con tal de proteger a su esposo de un posible peligro que estaba enfrentando siendo extranjero en Egipto (Génesis 12:11-20).

Es importante recordar que Sara, como Abraham, también dejó todo lo que conocía y viajó con Abraham a un lugar desconocido, a un futuro desconocido, para recibir órdenes de un Dios desconocido.

Recuerda que cuando Dios le dijo a Abraham que dejara todo lo que conocía, Sara hizo lo mismo (Génesis 12:1-6). Como todos nosotros, tenía sus defectos y carencias, pero el carácter de esta mujer debía ser el mejor de todas las esposas.

Rut

No cabe duda de que Rut era una mujer humilde. Podemos ver esta cualidad suya en este pequeño libro sobre ella.

Tanto Rut como Noemí habían perdido sus esposos, es por esto que Noemí le pide a Rut que regrese a su tierra Moab, las famosas palabras de Rut siguen teniendo resonancia histórica hoy en día: «No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios.» (Rut 1:16). Estas palabras se utilizan en millones de bodas en todo el mundo.

Otras Personas Están Viendo  Mujeres Profetas en la Biblia en el Nuevo Testamento y Antiguo

Las palabras expresan su humildad, así como su voluntad de confiar en Dios. Se puede ver la humildad que gotea de este verso cuando Rut se encuentra con su futuro esposo Booz y le dice: «Yo soy Rut tu sierva; extiende el borde de tu capa sobre tu sierva, por cuanto eres pariente cercano.» (Rut 3:9), «Y después que durmió a sus pies hasta la mañana» (Rut 3:14), esperanzada que Booz sería su salvador, que es una imagen de Jesucristo, el redentor.

En efecto, Booz la redimió y ambos pasaron a formar parte del linaje real del rey David y de Jesucristo (Mateo 1). Rut hizo honor a su nombre, que significa «amiga» o «compañera» en hebreo, para Noemí y más tarde para Booz. La humildad y la actitud de servicio de Ruch debieron convertirle en una excelente esposa.

Elisabet

Elisabet debe haber sido una buena esposa. Ella y su marido Zacarías llevaban mucho tiempo sin tener hijos y, lo que es peor, ambos eran «viejos» (Lucas 1:7).

Cuando un ángel del Señor se acercó a Zacarías y le dijo: «Elisabet te dará a luz un hijo» (Lucas 1:13), no podía creerlo.

El ángel Gabriel le reprendió y le dijo: «Respondiendo el ángel, le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y he sido enviado a hablarte, y darte estas buenas nuevas. Y ahora quedarás mudo y no podrás hablar, hasta el día en que esto se haga, por cuanto no creíste mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo.» (Lucas 1:19-20).

Nada es imposible para Dios (Mateo 19:26), por lo que «ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril;» (Lucas 1:36).

cuando María fue a visitar a su prima Elisabet, «La criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo,» (Lucas 1:41). Todas las mujeres pueden ser buenas esposas si, como Isabel, están llenas del Espíritu Santo.

Priscilla

«Después de estas cosas, Pablo salió de Atenas y fue a Corinto. Y halló a un judío llamado Aquila, natural del Ponto, recién venido de Italia con Priscila su mujer, por cuanto Claudio había mandado que todos los judíos saliesen de Roma. Fue a ellos,» (Hechos 18:1-2)

Otras Personas Están Viendo  Mujeres en la Brecha en la Biblia

Porque Pablo «era del mismo oficio, se quedó con ellos, y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas. Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo, y persuadía a judíos y a griegos.» (Hechos 18:3-4).

Esto nos dice que Priscilla abrió su casa a Pablo, que antes era un extraño. Lo acogió como si fuera un miembro de su familia. Al parecer, ambos construyeron una tienda de campaña.

Gracias a ello, Pablo pudo predicar el evangelio a los corintios a pesar de que los judíos lo envenenaron en la corte (Hechos 18:8, 12), por lo que se quedó con ellos durante un tiempo (Hechos 18:18), y cuando finalmente decidió ir a Siria, tomó a «Priscila y Aquila» (Hechos 18:18) para que le ayudaran en su misión, pues le serían útiles.

Más tarde, Priscila y Aquila encontraron a Apolos y «le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.» (Hechos 18:26). Dios eventualmente usaría a Apolos de una manera poderosa.

La esposa de Aquila, Priscila, debió desempeñar un papel más importante que Agripa en el ministerio de Cristo. Esto se debe a que cuando Priscila y Aquila aparecen juntos, el nombre de Priscila siempre se menciona primero.

Al igual que antes eran «Bernabé y Pablo», se convirtieron en «Pablo y Bernabé» cuando Pablo predicó el evangelio a los gentiles y, cuando surgió la oportunidad, a los judíos.

Priscila no sólo fue una esposa hospitalaria, sino que se apresuró a aprender sobre el evangelio, estaba ansiosa por compartirlo y tenía los conocimientos suficientes para enseñar a un hombre muy entendido como Apolos ¿Quién sabe cuánto predicó Apolos por Cristo? Priscilla debe haber sido una esposa increíble.

Conclusión

Aquí están las cualidades enumeradas para estas cinco mujeres piadosas que las hacen grandes esposas. Entre ellas se encuentran mujeres humildes y devotas (María), mujeres que siguieron a Dios allí donde Él las llamó (Sara), mujeres humildes y dispuestas a servir (Rut), mujeres llenas del Espíritu Santo (Elisabet) y mujeres hospitalarias y con pasión por llegar a los perdidos (Priscilla). Bienaventuradas las esposas que son siervas de Dios, humildes, hospitalarias, comprometidas y obedientes a su llamado.

Dios te bendiga!!!

Comenta y comparte

Leave a Reply