8 Mujeres que Tomaron Malas Decisiones en la Biblia

8 Mujeres que Tomaron Malas Decisiones en la Biblia

8 personajes de la Biblia que tomaron malas decisiones.

Hombres y mujeres de la Biblia que tomaron malas decisiones. Una de las realidades notables de la Biblia es que no oculta el pecado humano. El Señor incluso utiliza los malos ejemplos de mujeres en la Biblia para revelar la verdad de sus caminos.

Es por esto que quiero mostrarte varias mujeres que fueron ejemplos de personas que tomaron malas decisiones en la Biblia. Cuando tomamos malas decisiones eso puede repercutir en nosotros y nuestra descendencia.

La Biblia revela que los que eligen seguir el mal acabarán sufriendo las consecuencias de su elección. A continuación te muestro 8 mujeres o personajes de la Biblia que tomaron malas decisiones.

Mujeres malas de la biblia

De las 8 mujeres que te voy a presentar, algunas merecen ser llamadas malas. Porque fueron capaces de entregar a hombres de Dios.

Otra fue capaz de hacerse pasar por la madre de un hijo que no era de ella. No se en qué lugar la colocarías tu, pero desde mi punto de vista fueron malvadas.

8 Mujeres de la Biblia que tomaron malas decisiones

En breve te muestro 8 ejemplos de malas decisiones en la Biblia:

Dalila

«Viendo Dalila que él le había descubierto todo su corazón, envió a llamar a los principales de los filisteos, diciendo: Venid esta vez, porque él me ha descubierto todo su corazón. Y los principales de los filisteos vinieron a ella, trayendo en su mano el dinero. 19 Y ella hizo que él se durmiese sobre sus rodillas, y llamó a un hombre, quien le rapó las siete guedejas de su cabeza; y ella comenzó a afligirlo, pues su fuerza se apartó de él.» (Jueces 16:18-19).

Sansón estaba consagrado al Señor incluso antes de nacer. Dios le dio un gran poder para destruir a los enemigos de Israel. Su única debilidad, sin embargo, fue lo que le hizo caer: una mujer incircuncisa.

Dalila aprovechó ese sentimiento de amor que tenía Sansón para traicionarlo a cambio de dinero, una acción muy similar a la de Judas.

Las acciones de Dalila nos enseñan que incluso las personas más espirituales pueden ser engañadas si sus corazones son controlados por la carne.

Este pasaje nos enseña también que toda la vida han existido personas que traicionan a cambio de dinero. Pasó en este pasaje, pasó en el Nuevo Testamento con Judas, y hoy en día sigue pasando.

No importa el país, la nacionalidad, la raza, el tamaño, etc. Siempre tendremos personas así en algún momento de nuestra vida. Lo que no debemos depositar nuestra confianza en ellos, pues en el momento de colocar nuestra confianza en ellos nos puede pasar como a Sansón.

Por eso quise poner a Dalila en primer lugar, porque desde mi punto de vista fue una de los peores ejemplos de los personajes bíblicos que tomaron malas decisiones.

La Esposa de Job.

Job era un hombre de Dios, así lo dice Job 1:1 «Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.»

Pero en un día perdió su gran riqueza y, lo que es peor, sus diez hijos murieron al mismo tiempo. Su dolor era terrible, pero no culpaba a Dios.

Estaba en su punto más bajo espiritualmente, y su esposa lo acusó de tratar de actuar como un hijo de Dios. Su recomendación fue «¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete.» Job 2:9

Las acciones de la esposa son un recordatorio de que no debemos juzgar a los que sufren, sino permanecer en la fe en el Señor y animarlos.

La Falsa Madre

«Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo), y dijo: ¡Ah, señor mío! dad a esta el niño vivo, y no lo matéis. Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo. (1 Reyes 3:26).

Una prostituta atropelló accidentalmente a un niño en medio de la noche y lo dejó morir. Reemplazó al niño y ambas mujeres lo reclamaron.

Cuando el rey Salomón exigió que el niño fuera cortado por la mitad con una espada, la prostituta mentirosa estuvo de acuerdo con su decisión. La otra mujer imploró por su vida.

La niña fue entregada a su propia madre. Las acciones de la falsa madre nos enseñan que debemos responsabilizarnos de nuestros propios errores, en lugar de intentar transmitir nuestro dolor a los demás.

Jezabel.

«(A la verdad ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba.» (1 Reyes 21:25).

Acab, rey de Israel, eligió a Jezabel como esposa y ella lo encaminó a servir a Baal. Como resultado, todo el país cayó en la idolatría, la brujería y el adulterio.

Ordenó la matanza de cientos de profetas de Dios y fue responsable del asesinato del justo Nabot por su gran heredad y su riqueza.

Finalmente, la profecía se hizo realidad y fue expulsada del palacio, pisoteada por los caballos y mutilada por los perros.

El acto de Jezabel nos recuerda que Dios no es objeto de burla. Los que cometen injusticias serán recompensados un día por sus actos.

Atalía

«Cuando Atalía madre de Ocozías vio que su hijo era muerto, se levantó y destruyó toda la descendencia real.» (2 Reyes 11:1).

Otras Personas Están Viendo  ¿Cómo Recuperar a mi Esposo Según la Biblia?

Atalía mató primero a todos los miembros de la familia real, sus propios nietos. Se acostumbraba a matar incluso a los infantes y a no dejar que ocuparan su lugar.

Reinó como reina durante siete años, cuando los sacerdotes presentaron a Joás como el legítimo rey y heredero del trono. Atalía fue expulsada del templo y asesinada poco después.

Atalía nos recuerda que incluso los planes más radicales y malvados nunca podrán derrotar los propósitos de Dios para su pueblo.

Gómer, la Mujer Adultera en Oseas.

«Me dijo otra vez Jehová: Ve, ama a una mujer amada de su compañero, aunque adúltera, como el amor de Jehová para con los hijos de Israel, los cuales miran a dioses ajenos, y aman tortas de pasas.» (Oseas 3:1).

Oseas se casó con Gómer por orden del Señor. Tuvieron tres hijos, pero Gomer dejó a Oseas y se fue con otro hombre.

Dios utilizó el amor de Oseas por su esposa desobediente como ejemplo de su amor por la nación Israel, que había abandonado la verdad de Dios en favor de los ídolos.

Finalmente, Oseas compró de nuevo a su mujer y ella volvió con su familia. Las acciones de Gómer nos recuerdan cuánto nos ama Dios y que, aunque caigamos en el pecado, siempre podemos volver y reconciliarnos.

Safira

«Y Pedro le dijo: ¿Por qué convinisteis en tentar al Espíritu del Señor? He aquí a la puerta los pies de los que han sepultado a tu marido, y te sacarán a ti.» (Hechos 5:9).

Ananías y Safira vendieron sus tierras pero quisieron quedarse con parte de las ganancias. No era un pecado hacerlo, pero mintieron al Espíritu Santo y a la Iglesia al pretender que habían donado la totalidad, y no una parte, de las ganancias.

Cuando Safira consintió el comportamiento pecaminoso de su marido, fue castigada de por vida, al igual que él. Las acciones de Safira nos recuerdan que todos somos personalmente responsables cuando somos cómplices de los pecados de otros.

Orfa

«Y ellas alzaron otra vez su voz y lloraron; y Orfa besó a su suegra, mas Rut se quedó con ella.» (Rut 1:14)

No es específicamente una mala acción lo que hizo Orfa, pero si hubiese tomado una decisión similar a la de Rut probablemente su historia sería muy diferente.

Quizás si se hubiese quedado con Noemí la tendríamos incluida como una de las guerreras de Israel, o quizás estuviera dentro de la Genealogía de nuestro Señor.

3 Personajes de la Biblia que tomaron buenas decisiones

José, padrastro de Jesús

Las familias mixtas son algo habitual hoy en día. Debido a circunstancias como el divorcio o la muerte, muchas familias están formadas por relaciones no biológicas, como los cuñados y los suegros.

Las familias mixtas tienen algunas historias conmovedoras y otras horribles. Sin embargo, uno de los padres no sustanciales más famosos es José, el marido de María.

Imagínate. José espera a María como esposa y de repente descubre que ella ya tiene un hijo. Y el padre del futuro hijo no es otro que Dios mismo.

José se tomó muy en serio lo que el ángel le dijo y decidió dedicar su vida a criar a un niño que no era biológicamente suyo. Tampoco se trataba de una crianza ordinaria.

José tuvo que huir a Egipto por la seguridad de María y del niño, tuvo que poner en práctica sus conocimientos judíos y aún tuvo tiempo de transmitir sus conocimientos de carpintería a Jesús.

Ni una sola vez escuchó objeciones o quejas. José, a pesar de sus contratiempos, se convirtió en el mejor padre que podía ser.

La fe y la conversión de Pablo

Pablo es quizá la mejor historia de buenas decisiones y conversión del Nuevo Testamento, ya que pasó de ser un poderoso enemigo de los primeros cristianos judíos a uno de los líderes más celosos de la nueva fe.

En el momento de su conversión, Pablo tomó la dolorosa decisión de retractarse de sus críticas al cristianismo, que fueron recibidas con desconfianza desde todos los ámbitos.

A pesar de ser despreciado por los judíos, que anteriormente habían sido sus aliados contra la nueva religión, y por los cristianos que dudaban de su conversión, Pablo resistió la sospecha y la condena y se convirtió en el escritor más prolífico del Nuevo Testamento, escribiendo a ciudades cercanas y lejanas sobre su amor por Cristo y su amor por el mundo.

Pablo continuó enseñando a la gente sobre su fe incluso cuando sus creencias le llevaron a la condena y su muerte era inminente.

Hoy en día, es fácil temer perder a los amigos y a la familia por tener creencias diferentes, ya sean religiosas o políticas.

Incluso los que tenemos la suerte de vivir en una sociedad donde la libertad religiosa está protegida podemos aprender de las firmes convicciones de Pablo.

Abraham e Isaac.

¿Qué tan horrible es que te pidan que sacrifiques a tu propio hijo, un niño que has esperado años para traer al mundo? Abraham aceptó el desafío de Dios de esta manera.

Aunque nunca se nos pida ese sacrificio, podemos aprender algo más de la difícil decisión de Abraham de seguir el mandato de Dios.

Otras Personas Están Viendo  ¿Qué Dice la Biblia de Casarse con una Mujer Divorciada?

¿Suele estar en desacuerdo con las decisiones tomadas por hijos adultos? Puede que no estés de acuerdo con su carrera, su estilo de vida, la forma en que maneja las finanzas, la familia u otras cosas.

¿No fue la decisión de Abraham conforme al mandato de Dios, a su amor y aceptación de su hijo? Tal vez esta aceptación, más que el horror de que nos pidan que sacrifiquemos a un niño, sea la lección que debemos aprender de nuestro antiguo antepasado Abraham.

Cuidado con las malas acciones

No podemos juzgar a las mujeres que tomaron malas decisiones de la Biblia porque todos hemos pecado y caído de la gloria de Dios. Pero podemos aprender de sus pecados y tratar de no repetirlos en nuestras propias vidas.

Recuerda que «por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,» Romanos 3:23. Pero fuimos lavados y salvados por el Cordero de Dios.

Te he presentado 8 personajes que tomaron malas decisiones en la Biblia. Esto es para que no decidas mal como ellas lo hicieron. Si no más bien, que actúes de acuerdo a la luz de la Palabra de Dios.

5 personajes de la Biblia que tomaron malas decisiones

Adán y Eva: Uno de los primeros personajes de la Biblia que tomó una mala decisión fue Adán. En el Jardín del Edén, Dios les había dado a Adán y Eva una sola prohibición: no comer del árbol del conocimiento del bien y del mal. Sin embargo, tentados por la serpiente, desobedecieron el mandato divino y comieron del fruto prohibido. Esta desobediencia trajo consigo las consecuencias del pecado y la expulsión del paraíso.

Noé: Aunque Noé fue considerado un hombre justo y encontró gracia ante los ojos de Dios, también cometió un error. Después del diluvio, Noé plantó una viña y bebió vino en exceso, lo que lo llevó a embriagarse y a deshonrarse. Esta mala decisión tuvo consecuencias negativas, ya que su hijo Cam lo vio en estado deplorable y se burló de él.

Moisés: A pesar de ser un líder destacado y haber guiado al pueblo de Israel hacia la liberación de la esclavitud en Egipto, Moisés también cometió un error que le impidió entrar en la Tierra Prometida. En un momento de desesperación, en lugar de hablarle a la roca como Dios le había ordenado, Moisés la golpeó dos veces para obtener agua. Esta falta de obediencia le costó la bendición de entrar en la tierra que Dios había prometido a su pueblo.

David: Aunque era conocido como un rey valiente y un hombre conforme al corazón de Dios, David también tomó malas decisiones en su vida. Uno de sus momentos más oscuros fue su relación con Betsabé, la esposa de Urías. David cometió adulterio con ella y, para encubrir su pecado, urdió un plan para que Urías muriera en batalla. Estas acciones le trajeron graves consecuencias a su vida y a su reinado.

Salomón: Este sabio rey de Israel, conocido por su sabiduría y riqueza, también tuvo momentos de debilidad. A pesar de su conocimiento, Salomón se dejó influenciar por sus esposas extranjeras y permitió que adoraran a dioses falsos en Israel. Estas malas decisiones llevaron al pueblo de Israel a apartarse de Dios y a sufrir las consecuencias de la idolatría.

Mujeres de la Biblia que tomaron buenas decisiones

Eva: Aunque Eva es conocida por tomar una mala decisión al comer el fruto prohibido en el jardín del Edén, también tomó una buena decisión al aceptar la responsabilidad de sus acciones y admitir su error. Aprendió de su error y se convirtió en una madre amorosa y una fiel seguidora de Dios.

Rut: Rut tomó una buena decisión al quedarse con su suegra, Noemí, en lugar de regresar a su tierra natal. A pesar de la adversidad y la incertidumbre, Rut demostró lealtad y amor filial al acompañar a Noemí en su viaje de regreso a Belén. Su obediencia y fe fueron recompensadas cuando conoció a Booz y se convirtió en una bisabuela del rey David.

Ester: Ester tomó una valiente decisión al revelar su identidad judía ante el rey Asuero para salvar a su pueblo de la aniquilación. A pesar de los riesgos, Ester demostró coraje y determinación al enfrentar al rey y exponer los planes malvados de Amán. Su valentía y sacrificio la convirtieron en una heroína en la historia de Israel.

Débora: Débora tomó una decisión sabia al liderar a Israel en el tiempo de los jueces. Como profetisa y jueza, Débora demostró sabiduría y discernimiento al tomar decisiones justas y guiadas por Dios. Su liderazgo valiente y su confianza en Dios inspiraron a otros a seguir su ejemplo y llevaron a la victoria de Israel sobre sus enemigos.

Abigail: Abigail tomó una buena decisión al intervenir y detener la ira de David cuando este estaba a punto de vengarse injustamente. A pesar de la actitud injusta de su esposo Nabal, Abigail actuó con sabiduría y humildad al presentarse ante David con regalos y palabras de sabiduría. Su intervención evitó derramamiento de sangre y demostró su valentía y habilidades diplomáticas.

5 personajes de la Biblia que tomaron buenas decisiones

1. José: Uno de los personajes más destacados en la Biblia por tomar buenas decisiones es José. A pesar de ser vendido como esclavo por sus hermanos, José mantuvo una actitud positiva y confió en Dios en todo momento. En lugar de dejarse consumir por el resentimiento, José decidió perdonar a sus hermanos y trabajar para el faraón de Egipto, lo que eventualmente lo llevó a convertirse en uno de los gobernantes más poderosos de la época.

Otras Personas Están Viendo  ¿Por Qué las Mujeres de la Biblia Eran Estériles? ¿Cuántas Fueron?

2. Rut: Rut es otra mujer en la Biblia que tomó una buena decisión al decidir quedarse con su suegra, Noemí, en lugar de regresar a su tierra natal. Aunque esto significaba enfrentar dificultades y vivir en una tierra extranjera, Rut demostró lealtad y amor hacia su suegra. Su decisión la llevó a encontrarse con Booz, quien luego se convirtió en su esposo y les brindó un futuro próspero.

3. Moisés: Moisés tomó una buena decisión al rechazar los privilegios y riquezas de la casa de Faraón, eligiendo en su lugar identificarse con su pueblo, los hebreos. A pesar de las dificultades y el rechazo que enfrentó, Moisés se mantuvo fiel a Dios y lideró a los israelitas hacia la libertad. Su decisión de seguir el llamado de Dios resultó en la liberación de todo un pueblo y la entrega de los mandamientos divinos.

4. Esther: Esther tomó una valiente y sabia decisión al arriesgar su vida al presentarse ante el rey Asuero para interceder por su pueblo, los judíos. A pesar de las consecuencias que esto podría tener, Esther confió en Dios y decidió actuar en favor de su pueblo. Su valentía y sabiduría la llevaron a obtener el favor del rey y a lograr la protección de los judíos en el imperio persa.

5. David: Aunque David cometió errores en su vida, tomó una buena decisión al buscar el perdón de Dios después de su pecado con Betsabé. En lugar de negar su culpa o justificar sus acciones, David se arrepintió sinceramente y buscó la restauración con Dios. Su humildad y arrepentimiento lo llevaron a ser conocido como «un hombre conforme al corazón de Dios» y a ser recordado como uno de los más grandes reyes de Israel.

Mujeres malas en la Biblia

La Biblia está llena de historias de mujeres que tomaron malas decisiones en diferentes momentos de sus vidas. Estas mujeres, aunque imperfectas, nos enseñan valiosas lecciones sobre las consecuencias de nuestras acciones. Una de ellas es Eva, quien desobedeció a Dios al comer del fruto prohibido en el jardín del Edén, lo que resultó en la expulsión de ella y de Adán. Su desobediencia nos recuerda la importancia de la obediencia a Dios y las consecuencias que puede tener la desobediencia.

Otra mujer que tomó una mala decisión en la Biblia es Salomé, quien pidió a Herodes que le entregara la cabeza de Juan el Bautista en una bandeja. Su petición fue influenciada por su madre y demostró su falta de compasión y respeto por la vida humana. Esta historia nos muestra la importancia de pensar antes de actuar y las consecuencias de dejarnos llevar por deseos egoístas y maliciosos.

En la historia de Jezabel, vemos a una mujer que ejerció una gran influencia sobre su esposo Acab, llevándolo a adorar a dioses falsos y a cometer actos malvados. Jezabel fue conocida por su maldad y su falta de temor a Dios. Su historia nos enseña sobre los peligros de la idolatría y la importancia de mantenernos fieles a Dios en todo momento.

Una mujer cuya mala decisión tuvo consecuencias devastadoras fue Dalila. Ella traicionó a su esposo Sansón al revelarle el secreto de su fuerza, lo que llevó a su captura y ceguera. La historia de Dalila nos muestra la importancia de la confianza en una relación y cómo la traición puede tener consecuencias destructivas.

Estas mujeres nos recuerdan que todos somos susceptibles de tomar malas decisiones, pero también nos enseñan que podemos aprender de nuestros errores y buscar el perdón y la reconciliación. Las historias de estas mujeres en la Biblia nos inspiran a reflexionar sobre nuestras propias decisiones y a buscar la sabiduría de Dios para evitar caer en los mismos errores.

7 mujeres malas de la Biblia

La Biblia está llena de personajes femeninos que tomaron decisiones que no fueron las mejores. Aunque la Biblia es un libro sagrado y las historias que contiene tienen un propósito divino, no podemos ignorar los errores y malas elecciones que algunas mujeres hicieron. A continuación, presentamos 7 mujeres malas de la Biblia que dejaron una marca negativa en la historia bíblica.

Una de las mujeres que tomó una mala decisión en la Biblia fue Eva. Eva fue tentada por la serpiente y desobedeció a Dios al comer del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal. Su elección trajo el pecado y la separación de Dios al mundo.

Otra mujer que tomó una mala decisión en la Biblia fue Delila. Delila traicionó a su amante Sansón al revelarle el secreto de su fuerza sobrenatural. Su traición llevó a la captura y ceguera de Sansón.

Una de las mujeres más conocidas por su mala elección en la Biblia es Salomé. Salomé pidió la cabeza de Juan el Bautista como recompensa por haber bailado para el rey Herodes. Su petición cruel y egoísta resultó en la muerte de un hombre justo.

Otra mujer que tomó una mala decisión en la Biblia fue Jezabel. Jezabel incitó a su esposo, el rey Acab, a adorar a falsos dioses y a perseguir a los profetas de Dios. Su reinado fue marcado por la maldad y la idolatría.

Comenta y comparte

2 Comments

  1. Pilar
    • Consejero Espiritual

Leave a Reply