¿A Qué Edad se Casaban las Mujeres en la Biblia?

A Qué Edad se Casaban las Mujeres en la Biblia

Edad para casarse en la Biblia

La Biblia no establece una edad mínima para casarse. De hecho, la Biblia dice lo siguiente sobre un joven rey de Israel.

«De siete años era Joás cuando comenzó a reinar, y cuarenta años reinó en Jerusalén. El nombre de su madre fue Sibia, de Beerseba. E hizo Joás lo recto ante los ojos de Jehová todos los días de Joiada el sacerdote. Y Joiada tomó para él dos mujeres; y engendró hijos e hijas.» 2 Crónicas 24:1-3

¿Significa esto que cuando Joás tenía siete años empezó a tener relaciones con sus dos esposas? Por supuesto que no. Pero puede haber empezado cuando era un adolescente.

Los judíos entendían claramente que el primer mandamiento que Dios dio a Adán y Eva fue «Fructificad y multiplicaos» (Génesis 1:28).

Además, el celibato se consideraba anormal y casi una vergüenza. Hay que recordar que nuestro Señor Jesucristo era un judío devoto y practicante, que amaba mucho la fe judía.

¿A qué edad se casaban las mujeres en la Biblia?

En ese entonces el pueblo judío creía en el matrimonio precoz. Incluso en la época de Jesús, muchos rabinos enseñaban que los 18 años era la edad ideal para casarse, y hasta los 24 como máximo.

También sabían que una niña podía casarse cuando alcanzaba la edad legal de embarazo y maternidad, que era de 12 años y medio. María, la madre de Jesús, tenía probablemente menos de 14 años cuando dio a luz al Hijo de Dios».

Otras Personas Están Viendo  ¿Es Pecado Tener Relaciones Durante la Menstruación?

¿A qué edad se casaban los judíos en la antigüedad?

En la tradición judía, los matrimonios masculinos solían tener lugar entre los 18 y los 24 años, mientras que los femeninos se celebran antes, en torno a los 12 años y medio. Este dato es de varias investigaciones que se realizaron.

¿Cuándo debo casarme según la Biblia?

Hay dos versiones de la Biblia, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, que establecen que la edad mínima para que una mujer pueda casarse es cuando alcanza la pubertad.

La Biblia no nos dice en la actualidad a qué edad recomienda que el hombre y la mujer se casen. Lo que si nos dice es que ambos deben estar conscientes del paso que van a dar.

Cuando la Biblia dice «Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.» Efesios 5:31  

Se refiere a que ambas personas son suficientemente maduras como para irse de la casa y afrontar una vida juntos.

No es un secreto que varios de nuestros antepasados se casaron bastante jóvenes, quizás porque ya se sentían preparados para hacer una vida juntos.

Hoy las cosas han cambiado un poco, por el tema de que no sólo el hombre se prepara, también la mujer se prepara para el matrimonio.

Antes los hombres sostenían el hogar, hoy más del 60 % de las parejas sostienen el hogar. Es decir, la Biblia lo que le deja bien en claro a ambos, es que cuando se casan deben tener la suficiente madurez como para enfrentar un matrimonio sin darle una participación a terceros.

Te hice multiplicar como la hierba del campo; y creciste y te hiciste grande, y llegaste a ser muy hermosa; tus pechos se habían formado, y tu pelo había crecido; pero estabas desnuda y descubierta. Y pasé yo otra vez junto a ti, y te miré, y he aquí que tu tiempo era tiempo de amores; y extendí mi manto sobre ti, y cubrí tu desnudez; y te di juramento y entré en pacto contigo, dice Jehová el Señor, y fuiste mía.» Ezequiel 16:7-8

Otras Personas Están Viendo  ¿Qué Dice la Biblia Acerca del Día de las Madres? ¿Lo Aprueba?

El pasaje anterior de Ezequiel cuenta la historia de amor entre Dios e Israel. Se hace pasar por un hombre próspero que encuentra a una joven abandonada en un campo al nacer.

La lleva a su casa y cuando ella llega a la pubertad (tus pechos se habían formado), declara que «tu tiempo era tiempo de amores» y la toma como esposa.

En el Nuevo Testamento, el apóstol Pablo cuenta una historia similar cuando un hombre está con una joven que le atrae.

«Pero si alguno piensa que es impropio para su hija virgen que pase ya de edad, y es necesario que así sea, haga lo que quiera, no peca; que se case.» 1 Corintios 7:36

El término «que pase ya de edad» significa literalmente «madura», refiriéndose a la fruta que se puede cosechar y comer. Al igual que en Ezequiel 16:7-8, se refiere a haber alcanzado la pubertad y estar preparado para recibir el amor del matrimonio.

Así, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, las chicas sólo pueden casarse después de haber alcanzado la madurez. Una vez que una joven ha alcanzado la madurez, ya no se la considera una joven sino una mujer.

Otras Personas Están Viendo  ¿Qué Dice la Biblia Sobre la Viudez?

¿Cómo se casaban en el Antiguo Testamento?

La Biblia afirma en el Antiguo Testamento que el padre era quien decidía cuándo debía casarse su hija. Hay otro factor que determinaba la edad a la que una mujer se casaba, que se describe en el libro del Éxodo.

«Si alguno engañare a una doncella que no fuere desposada, y durmiere con ella, deberá dotarla y tomarla por mujer. Si su padre no quisiere dársela, él le pesará plata conforme a la dote de las vírgenes.» Éxodo 22:16-17

En la antigüedad era de vital importancia la aprobación de los padres para el casamiento de su hija. Si los padres no estaban de acuerdo pues la joven no se casaba.

Los padres han perdido completamente su autoridad sobre los matrimonios de sus hijas. Sin embargo, la Biblia muestra que esto no es sólo una tradición, sino que Dios da a los padres autoridad sobre el matrimonio de sus hijas.

Ahora, por favor, tenga en cuenta este punto. La autoridad de un padre sobre su hija es similar a la del marido sobre su esposa, pero difiere en varios aspectos importantes.

La autoridad del padre es temporal. Está ahí para nutrirla y prepararla para su futuro marido. Así como la autoridad del marido es vitalicia, su poder y propiedad sobre su hija no es vitalicia.

Si un padre impide que su hija se case cuando sea mayor para mantenerla en casa, no está cumpliendo con el deber que le ha dado Dios.

Al impedir que su hija obedezca el primer mandamiento de Dios de procrear y multiplicarse (Génesis 1:28), está pecando contra Dios y contra su hija.

Dios te bendiga!!!

Fuente: Reina Valera 1960

Comenta y comparte

Leave a Reply