¿Cuántas Veces Aparece la Palabra Arrepentimiento en la Biblia?

Cuántas Veces Aparece la Palabra Arrepentimiento en la Biblia

¿Cuántas veces aparece la palabra arrepentirse o arrepentimiento en la Biblia?

Según la versión Reina Valera 1960 que tengo, la palabra «arrepentimiento, arrepentirse o arrepentíos» aparecen unas 70 veces en el Antiguo Testamento.

La Biblia nos insiste con este tema porque cuando estamos alejados de Dios, el remedio para esto es el arrepentimiento y la conversión.

En la Biblia encontramos personajes que vivían vidas alejadas de Dios y hundidos en el pecado. Pero una vez que Dios llegó a su vida, lo primero que Dios le dijo fue: «Volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros,» Zacarías 1:3

¿Qué significa arrepentimiento en la Biblia?

¿Qué enseña la Biblia sobre el arrepentimiento? Las traducciones más comunes de la palabra ‘arrepentirse’ son ‘volverse’ y ‘retroceder’.

Las dos condiciones del arrepentimiento son «apartarse del mal y volverse al bien». Desde un punto de vista teológico, volver a Dios, o alejarse del concepto del mal, es lo más importante.

El darle la espalda a Dios es el peor error que podemos cometer como seres humanos. En varias ocasiones Ezequiel hace un llamado a los israelitas sobre el arrepentimiento:

«Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel?» (Ezequiel 33:10). Este tipo de llamado es característico de los profetas.

La confesión de los pecados suele estar prescrita y establecida. Cuando una persona comete varios pecados, debe «confesar cómo ha pecado» para obtener la redención y el perdón.

Así, la confesión forma parte del arrepentimiento y es una condición necesaria para el perdón de Dios. El libro de Isaías contiene una gran profecía y promesa: «Y vendrá el Redentor a Sion, y a los que se volvieren de la iniquidad en Jacob, dice Jehová.». Isaías 59:20

La palabra clave para el arrepentimiento en el Nuevo Testamento es metanoia. Metanoia tiene dos significados comunes, «arrepentimiento» y «conversión».

Veces que aparece la palabra arrepentimiento en el Nuevo Testamento

En el nuevo testamento la la palabra arrepentimiento, arrepentirse y arrepentíos aparecen unas 100 veces. Esto incluye los evangelios y las cartas de los apóstoles.

En el Nuevo Testamento, quien inicia con los mensajes de arrepentimiento es Juan el Bautista. Mira lo que dice al iniciar su ministerio:

«En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.» Mateo 3:1-2

La intención de Dios para con nosotros no es castigarnos, NO. El plan de Dios para con nosotros es que recibamos su perdón y que esa carga que ha puesto el pecado sobre nosotros sea liberada y se cumpla lo que dijo Jesús en Mateo 11:28-29.

Todos llevamos un yugo, pero Jesús resalta lo siguiente «porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.» Mateo 11:30. El plan de Dios para nosotros es hacernos descansar «Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.» Mateo 11:28-30

Otras Personas Están Viendo  ¿Qué Dice la Biblia Sobre Zeus? ¿Lo Menciona?

Tanto en el Evangelio de Marcos como en el de Mateo, Jesús clama por el «arrepentimiento» al comienzo de su sermón público.

También se dice que Pablo predicó tanto a los judíos como a los gentiles/griegos para que «se arrepientan y se vuelvan a Dios y crean en nuestro Señor Jesús».

El arrepentimiento es sólo una condición de la salvación, no una base para su mérito. El motivo del arrepentimiento se encuentra principalmente en la bondad de Dios, en su amor, en el deseo de orar por la salvación de los pecadores, en las consecuencias inevitables del pecado, en las exigencias universales del Evangelio y en la esperanza de vida espiritual y de pertenencia al reino de los cielos.

Señales de arrepentimiento

El verdadero arrepentimiento hace que uno diga». He pecado», y para mostrar un giro de 180 grados.

El arrepentimiento requiere una verdadera ruptura con las cosas mundanas.

Arrepentirse no significa pedir perdón al Señor para volver a pecar.

El arrepentimiento es una confesión honesta del pecado y una promesa de cambio.

Es a través del arrepentimiento que podemos desarrollar la piedad y erradicar los hábitos que conducen al pecado.

Historias y ejemplos de arrepentimiento en la Biblia

La Biblia esta llena de personas que se arrepintieron por su mal proceder delante de Dios. Algunos fueron pecados muy crueles y otros menos.

Pero lo importante no fue eso, lo importante fue que cuando buscaron el perdón de Dios, lo obtuvieron y sus vidas fueron sanadas y bendecidas.

Te mostraré 8 ejemplos de verdaderos arrepentimientos en la Biblia:

David

El arrepentimiento de David tras su pecado con Betsab̩ РSalmos 32 y 51

El primero de los 8 ejemplos de verdadero arrepentimiento es la historia de David. Esta es una historia famosa en la Biblia.

Esta historia fue escrita después de que David hiciera algo muy malo. ¿Qué hizo? Vio a una mujer en el baño y quiso tener sexo con ella.

Pero ella era la esposa de Urías. Su nombre era Betsabé. Urías no estaba en el ejército, así que David envió a un siervo para que llevara a Betsabé al palacio donde vivía como rey.

David y Betsabé tenían una aventura. Más tarde, Betsabé le dijo a David que quería que le diera un hijo. David mandó llamar a Urías para que fuera a su casa.

Quería que Urías tuviera relaciones sexuales con Betsabé para que Urías pensara que el niño era suyo. Cuando Urías no quiso hacerlo, lo envió a un lugar peligroso para luchar contra los filisteos. Los filisteos mataron a Urías. Entonces David se casó con Betsabé.

El bebé nació y vivió sólo una semana. Entonces vino el profeta Natán y le dijo a David que había hecho algo malo. Al principio David no dijo que lo sentía.

Otras Personas Están Viendo  ¿Qué Dice la Biblia Sobre el Divorcio y Volver a Casarse?

Este pecado lo entristeció, y fruto de esa tristeza escribió el Salmo 32 y el 51. En ellos se puede reflejar lo afligido que estaba por ese pecado.

El hijo pródigo 

No se puede hablar de estos quince ejemplos de verdadero arrepentimiento sin mencionar al hijo pródigo.
En Lucas 15:11-32 Jesús cuenta la historia del hijo pródigo.

El más joven dijo a su padre: «¡Padre, dame mi parte! . El recogió todo lo que tenía y se fue a un país lejano, malgastando sus posesiones y viviendo en el lujo. Pero cuando lo había gastado todo, hubo una gran hambruna en la tierra, y empezó a sentir el resultado de su pecado.

«Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.»

«Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.»

Se levantó y fue a ver a su padre. Pero cuando aún estaba lejos, su padre lo vio y se compadeció de él, y corrió y se echó a su cuello y lo besó.

La negación de Pedro 

Otro de los ejemplos de verdadero arrepentimiento es la historia de Cristo. La negación de Pedro al Señor Jesús es una gran tragedia.

Pero antes de que Pedro pronunciara una sola palabra de negación de Jesucristo, había dado varios pasos hacia la negación. En primer lugar, se jactó de que nunca caería (Mateo 26:33).

En segundo lugar, Pedro desobedeció a Jesús y no aceptó la profecía del Señor sobre su futura negación (v. 35). En tercer lugar, no oro en el Huerto de Getsemaní (vv. 40-41).

Pedro se comprometió, y fue él mismo a un lugar espiritualmente peligroso (el tribunal del sumo sacerdote) donde su fe fue probada más allá de los límites de su resistencia.

Tres veces, mientras Pedro esperaba discretamente en el patio del sumo sacerdote, fue abordado por otros transeúntes y acusado de ser seguidor de Jesús.

La reacción de Pedro demostró que había perdido por completo su sentido de la realidad y su conocimiento de Dios. Con cada acusación, la culpa se hacía más grave y Pedro fue presionado a una negación más fuerte.

Luego de negarlo tres veces, Pedro se detuvo por un momento y pensó en lo que le había dicho Jesús anteriormente. La Biblia dice que su pesar y arrepentimiento fue tal, que salió del lugar a «llorar amargamente».

Noé

No̩ РG̩nesis 6-8 Una de las mayores historias de arrepentimiento del Antiguo Testamento es la de No̩.

Al principio de la humanidad Dios le está advirtiendo de un juicio venidero. Sería un castigo para todo el mundo.

Los que creyeron en la advertencia de Noé y se arrepintieron fueron acogidos en el arca antes de que comenzara a caer el diluvio.

Tras 120 años de predicación, sólo Noé y su familia lograron subir al arca. Aunque había espacio para más personas en el arca, sólo se salvaron ocho.

Otras Personas Están Viendo  ¿Cuántas veces aparece Apolos en la Biblia? ¿Y Quién Fue?

Abraham e Isaac 

En Génesis 22 Dios le pide a Abraham que sacrifique a su único hijo, Isaac. Durante los preparativos para hacer el sacrificio, ambos obedecen.

Abraham esperaba sacrificar a su hijo en el altar, pero también creía que Dios podía devolverle la vida.
Lo que Abraham no esperaba era que Dios tuviera un plan completamente diferente.

Justo antes de que Abraham clavara el cuchillo en el cuerpo de su hijo, Dios había preparado un cordero de sacrificio para ocupar el lugar de Isaac.

Dios utilizó este carnero para redimir a Isaac. Este es un ejemplo de cómo Dios utiliza el sacrificio de su hijo para redimirnos.

Rut

El libro de Rut nos da muchas lecciones. Una familia hebrea se trasladó a una tierra extranjera. Ruth se casó con esta familia, pero desgraciadamente todos los hombres habían muerto.

Rut y su suegra, Noemí, volvieron a la tierra de Israel. Ruth se convirtió en una extranjera en tierra extraña.

Rut había salido al campo a recoger grano para alimentar a su suegra. Conoció a un rico propietario de la tierra.
Ella estaba trabajando allí.

Este hombre, Booz, resultó ser un pariente cercano de Noemí. Sin embargo, había otra persona en la familia que era un pariente mucho más cercano.

Como pariente más cercano, esta persona era responsable de cuidar a Naomi y Rut. Incluso tenía derecho a hacerlo.
Pero él no quería esa responsabilidad ni ese derecho.

Booz estaba dispuesto a asumir la responsabilidad de su familia y el derecho a casarse con Rut. El hombre aceptó y Rut se casó con Booz.

La Biblia llama a Booz el salvador de la parentela. Compró la responsabilidad de cuidar a la mujer y el derecho a casarse con Ruth.

La Oveja perdida

En Lucas 15:1-7 cuando la multitud religiosa de la época de Jesús se quejó de que pasaba demasiado tiempo con los pecadores de la sociedad, les contó una verdadera historia de arrepentimiento.

Comienza con la historia del cordero perdido». Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.». Lucas 15:7.

Un hombre tenía cien ovejas. Pero un día, cuando volvía a casa, una de las ovejas se extravió del camino; El guardó las 99 ovejas y salió a buscar la que se había extraviado. Guió cuidadosamente a la oveja perdida hasta el número 99.

Según Jesús, cuando el hombre llegó a casa, hizo una fiesta para celebrar que sus ovejas habían sido encontradas.

Aquellos que son religiosos y no sienten la necesidad de arrepentimiento y salvación no serán bendecidos en el cielo porque no han recibido la salvación que Cristo ha ofrecido.

Saulo de Tarso 

En Hechos 9:1-22 en el camino a Damasco, Saulo de Tarso se encontró con el Señor. Saulo sabía muy bien quién era Jesucristo. Pero hasta entonces, Saulo no había creído que Jesús fuera el Salvador prometido por Dios.

Ese día, cuando Saulo estaba a punto de arrestar a un cristiano y llevarlo a la cárcel, vio el verdadero rostro de Jesús.

El hombre que había causado tanta persecución en la iglesia primitiva había sido redimido por el amor de Cristo. Saulo se llamaría más tarde Pablo.

Este es el hombre que llamamos el Apóstol Pablo. Fue el responsable de difundir el verdadero evangelio de Jesús al mundo conocido en su época.

Espero haberte bendecido con este artículo.

Dios te bendiga!!!

Fuente: Reina Valera 1960

Comenta y comparte

Leave a Reply