┬┐D├│nde Dice la Biblia que Abraham era Id├│latra?

 

D├│nde Dice la Biblia que Abraham era Id├│latra

┬┐Abraham era un pagano?

┬źAbraham vuestro padre se goz├│ de que hab├şa de ver mi d├şa; y lo vio, y se goz├│.┬╗ (Juan 8:56)

Abraham fue llamado por los hititas ┬źel pr├şncipe de Dios entre nosotros┬╗ (G├ęnesis 23:6). Es una figura importante de la historia b├şblica.

Es el antepasado de muchos pueblos y el descendiente de los pueblos nilo-saharianos dispersos por el mundo antiguo. Sus antepasados tienen varios nombres.

Habiru (hebreo), Horim (horita), Shas de Yahv├ę, Anu o Hanu (ainu) y Tera-Neter (sacerdote de Dios). Tera-Neter se refiere al sacerdote gobernante de los Anu, un pueblo prehist├│rico del Alto Nilo.

El padre de Abraham se hac├şa llamar con el t├ştulo de Tar├ę, que significa sacerdote. El pueblo ainu se extendi├│ por el extranjero con sus creencias religiosas y costumbres. Se asentaron en el norte de Jap├│n y el este de Canad├í. En japon├ęs, ┬źtera┬╗ significa sacerdote.

Este art├şculo coincide con el comentario de algunos expertos de que Abraham era un pagano que se convirti├│ al monote├şsmo. Siento un gran respeto por muchos de ellos, que creen que Abraham era un id├│latra.

Dicen: ┬źAbraham era pagano e id├│latra hasta que Dios se le revel├│ y su prop├│sito a trav├ęs de ├ęl. G├ęnesis nos muestra claramente que hasta entonces hab├şa adorado a los dioses de sus padres.┬╗

En primer lugar, es incorrecto utilizar el t├ęrmino ┬źpagano┬╗ en relaci├│n con Abraham. El t├ęrmino proviene de la antigua Roma.

Pagano significa que la ciudad de Roma conserv├│ sus antiguos dioses incluso despu├ęs de ser cristianizada

En segundo lugar, seg├║n el Diccionario Etimol├│gico, ┬źpagano┬╗ deriva del lat├şn cl├ísico, que significa ┬źaldeano, campesino, plebeyo┬╗, de pagus ┬źextensi├│n de tierra┬╗, originalmente ┬ź├írea delimitada por una marca┬╗, pangere ┬źsujetar┬╗, relativo a ┬źsujetar┬╗.

Pagano, como villano, b├írbaro y campesino, refleja una jerarqu├şa de clases en la que el campesino ordinario era considerado por la ├ęlite urbana de la ├ępoca de baja cuna, de comportamiento grosero y carente de temperamento y refinamiento urbanos.

Sin embargo, ├ęste no era el caso de Abraham, que ten├şa un ej├ęrcito de al menos 300 guerreros entrenados, controlaba vastas extensiones de tierra entre Hebr├│n y Beerseba, firmaba tratados sobre el agua con los gobernantes y ten├şa dos esposas y dos concubinas en hogares separados.

Otras Personas Est├ín Viendo  ┬┐Qu├ę Dice la Biblia Cuando los Hijos Se Van de Casa?

El texto b├şblico al que se refieren algunos expertos es Josu├ę 24.2: ┬źY dijo Josu├ę a todo el pueblo: As├ş dice Jehov├í, Dios de Israel: Vuestros padres habitaron antiguamente al otro lado del r├şo, esto es, Tar├ę, padre de Abraham y de Nacor; y serv├şan a dioses extra├▒os┬╗.

┬┐Era Abraham un id├│latra?

La respuesta es NO. Debemos hablar con cautela cuando nos referimos a algunos personajes de la Biblia. La Biblia no califica a Abraham de id├│latra. No hay ni una sola prueba de que Abraham o su padre fueran id├│latras, salvo otra interpretaci├│n del relato de Josu├ę 24.

No hubo ning├║n alejamiento de las tradiciones de los antepasados horeos (Horim) en la vocaci├│n de Abraham. El pueblo de Abraham no adoraba ├şdolos.

Eran sacerdotes fundamentalistas, reconocidos como únicos y excepcionalmente puros en su culto y práctica religiosa.

Esta parte de la Biblia que nos dice ┬źY dijo Josu├ę a todo el pueblo: As├ş dice Jehov├í, Dios de Israel: Vuestros padres habitaron antiguamente al otro lado del r├şo, esto es, Tar├ę, padre de Abraham y de Nacor; y serv├şan a dioses extra├▒os.┬╗, debe entenderse en el contexto de que comienza en el Deuteronomio y termina en el libro de los Reyes.

Estos libros comparten una preocupaci├│n com├║n sobre la idolatr├şa y reconocen que la luna era adorada a la par que el sol al otro lado del ├ëufrates. Esto es hist├│ricamente cierto.

El dios luna era adorado en Ur y Har├ín, pero nunca entre los horeos, de los que Tar├ę era horeo. En el G├ęnesis no se menciona que Abraham adorara a ning├║n otro dios.

Este vers├şculo critica la asociaci├│n dualista de Tar├ę con Asia, dando a entender que Tar├ę cay├│ en un culto contrario a las tradiciones de sus antepasados horeos.

Tar├ę significa ┬źsacerdote┬╗, ya que pertenec├şa claramente a la casta sacerdotal dirigente de los horeos. Lo que vemos aqu├ş no son m├ís que especulaciones de los historiadores deuteronomistas.

Lo que han hecho los historiadores deuteronomistas es como hacer una fotograf├şa de una fotograf├şa, un intento de eliminar un error de percepci├│n.

Pero esto se hizo sin conocimiento del trasfondo cultural del r├şo Nilo, donde se encontraban los antepasados de Abraham, un trasfondo muy diferente del trasfondo neobabil├│nico del Deuteronomio.

Otras Personas Est├ín Viendo  ┬┐Los Cristianos Pueden Jugar Domin├│? ┬┐Es Pecado?

La cr├ştica del Deuteronomio se refleja en Josu├ę 24:2. Aqu├ş, el dualismo asi├ítico parece oscurecer la comprensi├│n de la diferencia entre la cosmovisi├│n dualista de los horeos y la desarrollada en Babilonia.

En la tradici├│n nil├│tica horetiana, el sol y la luna se consideraban grupos dualistas, siendo el sol la mayor de las dos luces. En un sistema dualista, un ser del grupo siempre prevalece de alguna manera obvia.

En el dualismo, el sol y la luna son iguales y, por tanto, ambos son dignos de respeto. En el dualismo, una entidad de un conjunto binomial es siempre predominante, y la adoraci├│n de una entidad menos valiosa es una forma de idolatr├şa.

Por eso en Josu├ę 24 se critica a Tar├ę por su estancia en Mesopotamia. N├│tese que no se trata de una cr├ştica a Abraham.

En ninguna otra parte de la Biblia se apoya la idea de que Tar├ę, gobernante y sacerdote de los horeos, adorara al dios-luna, a diferencia de sus antepasados cusitas, que consideraban el sol como s├şmbolo del Creador.

Los antepasados horeos de Abraham no practicaban el culto a la luna como lo hicieron en Ur, Harán y más tarde en La Meca.

Los sacerdotes dominantes de los horeos eran seguidores de Horus, el s├şmbolo del sol. A veces se hac├şa referencia a su dios como ‘Na-Pir’, lo que significa que intentaban adorar al dios Ha Pir/Hebreo.

Cuando Tar├ę viv├şa ‘m├ís all├í del ├ëufrates’, la implicaci├│n era que ca├şan en un culto contrario a la tradici├│n de Horus, una cr├ştica al dualismo asi├ítico, que ve├şa al sol y a la luna como iguales.

En la cosmovisi├│n dualista de los Horitas, el sol se considera superior a la luna. No se trataba de una preferencia arbitraria, sino de una realidad observada, ya que el sol brilla, mientras que la luz de la luna se refleja y cambia.

G├ęnesis 1:16 dice: ┬źE hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que se├▒orease en el d├şa, y la lumbrera menor para que se├▒orease en la noche; hizo tambi├ęn las estrellas.┬╗ tambi├ęn refleja la percepci├│n holita de la superioridad del sol.

Adem├ís, en el antiguo simbolismo de Horus, el ojo derecho de Ra representa el sol y su ojo izquierdo la luna. Juntos forman el Ojo de Horus, pero el ojo de la luna es m├ís d├ębil que el ojo del sol.

Otras Personas Est├ín Viendo  ┬┐Qu├ę Significa el Color Gris en la Biblia?

Tal idolatr├şa no tiene apoyo en las primeras etapas del Libro del G├ęnesis. De hecho, hay pruebas contundentes de que Tar├ę era un gobernante horeo y un sacerdote de alto estatus.

En el antiguo pensamiento hebreo (habiru), el sol y la luna se distingu├şan por su g├ęnero. El sol se asociaba con la virtud masculina, ya que su luz fertilizaba la tierra y la gobernaba.

La luna se asocia a la virtud femenina porque es la compa├▒era del sol e influye en el ciclo menstrual femenino. Por ello, los gobernantes masculinos del antiguo Egipto ten├şan la piel oscura, mientras que las reinas la ten├şan clara.

Cedar era hijo de Ismael y su mujer egipcia (G├ęnesis 25:13). Las tiendas se tej├şan con el pelo de cabras negras del norte del Sina├ş y cabras rojas de Nubia.

A Abraham se le llamaba hebreo. Es el equivalente espa├▒ol de Ha-biru. El pueblo de Habiru/Habiru eran seguidores de Horus de la tribu de Cush. Horus fue el modelo de c├│mo el pueblo lleg├│ a conocer al Mes├şas.

Se cree que determin├│ los l├şmites del universo, las estrellas, los cardenales, los vientos y las mareas. El templo de Horus est├í situado en un importante sistema acu├ítico y Horus gobierna sobre el agua.

Por esta raz├│n, el nombre de Horus aparece en palabras sem├şticas para los r├şos: na-har (hebreo), na-hr (├írabe) y ne-har (arameo).

Muchas palabras para referirse a fronteras y medidas derivan de Horus: tiempo, constelaciones, constelaciones, constelaciones, constelaciones, horizonte.

La conexi├│n entre el horizonte y Horus es evidente en Har-ma-khet, que significa ┬źHorus del horizonte┬╗. Su ser es uno con su padre Ra.

Tanto Tar├ę, como su padre Nacor pertenec├şan a la casta sacerdotal dominante de Horus, base del sacerdocio israelita. Serv├şan a Elohim, el plural de Dios, concepto asociado al consejo divino de la tribu de Horus.

El Libro del G├ęnesis describe la casta Horita de Abraham y la promesa hecha por el Creador a sus antepasados en el Jard├şn del Ed├ęn de que las mujeres de su naci├│n dar├şan a luz la descendencia de Dios (G├ęnesis 3:15).

Dios te bendiga!!!

Comenta y comparte

Leave a Reply