¿Dónde Dice la Biblia que el Diezmo es Para el Pastor?

Dónde Dice la Biblia que el Diezmo es Para el Pastor

¿Dónde dice en la Biblia que el diezmo es para el pastor?

¿El diezmo es para el pastor según la Biblia? Gran parte de los creyentes miran con cierta desconfianza cuando el pastor toca el tema de los diezmos. Otros se quejan de que intenta hacerles sentir culpables por diezmar. Pero, ¿Qué es el diezmo? ¿Qué dice la Biblia sobre ellos?

El diezmo se menciona en la Biblia. La traducción literal significa «una décima parte». Los diezmos eran ofrendas obligatorias. En la Ley de Moisés se ordenaba y se decía explícitamente que debían tomarse de las primicias.

Esto se daba para recordar que todo venía del Señor y para dar gracias por lo que Él había dado. Esta décima parte se utilizaba para alimentar a los sacerdotes levitas.

Génesis 14:19-20 «y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.»

Génesis 28:20-22 «E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.»

¿En qué parte de la Biblia habla que el diezmo es para el pastor?

Los cristianos no están sujetos a la ley mosaica, por lo que no están obligados a diezmar. Sin embargo, en el Nuevo Testamento, a los creyentes se les ordena específicamente ser generosos y dar con acción de gracias.

Nuestro diezmo debe ser utilizado para servir a la iglesia. Las iglesias de nuestro país pagan la electricidad, el agua y las reparaciones del edificio.

¿El diezmo es para el pastor o para la iglesia? En la mayoría de las iglesias el diezmo también se utiliza para mantener al pastor. Los pastores deben dedicar su tiempo a pastorear sus rebaños mientras reciben apoyo financiero de la iglesia.

La Biblia nos da algunos versículos en los que menciona que el pastor puede sostenerse de las ofrendas y los diezmos que da la iglesia.

Por ejemplo, Pablo dice «Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario.» 1 Timoteo 5:18

1 Corintios 9:5-7 «¿No tenemos derecho de traer con nosotros una hermana por mujer como también los otros apóstoles, y los hermanos del Señor, y Cefas? ¿O solo yo y Bernabé no tenemos derecho de no trabajar? ¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña y no come de su fruto? ¿O quién apacienta el rebaño y no toma de la leche del rebaño?»

Nuestro Señor Jesucristo dijo «ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento.» Mateo 10:10

Pero hay un versículo que es fundamental para esto. Pablo les dijo a los corintios «Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.» 1 Corintios 9:14

Aquí podemos ver varios versículos en los que la Biblia apoya categóricamente que el Pastor se pueda sostener con las ofrendas y los diezmos que entran a la iglesia.

Ahora, hay líderes que actúan como Pablo «ni comimos de balde el pan de nadie, sino que trabajamos con afán y fatiga día y noche, para no ser gravosos a ninguno de vosotros;» 2 Tesalonicenses 3:8

Hay pastores y líderes que viven de sus profesiones o de sus negocios. Lo cual está bien. Incluso, creo que se exponen menos a la crítica y a la difamación.

No es un secreto ver a varios líderes religiosos enriqueciéndose con la fe. Claro, no todos han hecho sus riquezas con ofrendas y diezmos, hay muchos venden sus libros de fe y eso no es un delito.

¿El diezmo es para los pastores?

No. La Biblia no autoriza a los pastores a vivir 100 % de los diezmos. Del diezmo y las ofrendas salen los gastos de la iglesia, el pago de la electricidad, el agua, el mantenimiento de la iglesia (pintura y limpieza), entre otras cosas.

Otras Personas Están Viendo  ¿Qué Significa el Color Rojo en la Biblia? ¿Dónde lo Dice?

Admiro y respeto a muchos amigos pastores y líderes religiosos que trabajan y se sustentan ellos mismos. Pero no está mal que si ellos se dedican 100 % al evangelio que vivan de él.

Así que, si piensas que tus ofrendas van únicamente a sustentar el pastor, no es así. A la congregación que pertenezco, el pastor tiene algunos negocios y los diáconos son los que se encargan de administrar las finanzas de la iglesia. Eso hace que los miembros de la iglesia tengan más confianza a la hora de ofrendar o de diezmar.

En mi iglesia mensualmente escogen personas de bajos recursos para ayudarles con medicamentos, alimentos, pago de deudas y muchas otras cosas.

¿Los pastores deben diezmar?

¿Deben los pastores pagar el diezmo? Aquí radica la cuestión más importante. Los pastores deben diezmar. Muchos pastores no lo hacen, pero si usted es un líder de la iglesia, simplemente debe diezmar. Y debe diezmar a su iglesia actual.

Razones por las que el pastor debe diezmar en la iglesia que pastorea:

  • Diezmar a su iglesia actual es una fuerte declaración de «compromiso» a su situación actual.
  • Decir «sí» a la llamada de Dios no significa que estés exento del discipulado.
  • Los pastores que no diezman no pueden predicar (con autoridad) sobre el discipulado cristiano.
  • Su iglesia no puede desarrollar su potencial.
  • Aunque nadie sepa que no estás diezmando, Dios lo ve.
  • Los líderes de su iglesia (y sus cónyuges, amigos y quizás amigos de Facebook) saben si su pastor está diezmando.
  • Los pastores que diezman tienen una fuerte autoridad moral en el discipulado.
  • Si no elegimos dar generosamente, ¿Cómo podemos esperar que Dios bendiga nuestra iglesia y ministerio?

¿Dónde dice la Biblia que debemos dar en la Iglesia?

Los cristianos deben ser conocidos por ser generosos, no por ser tacaños. Dios es generoso con nosotros y nos da beneficios inmerecidos.

Él provee todas nuestras necesidades e incluso nos da las necesidades de la vida para que las disfrutemos. Él es generoso con nosotros y quiere que seamos generosos a cambio para poder mostrar su amor y provisión a través de nosotros.

No des de lo que no tienes, pues dice en 2 Corintios 8:12 «Porque si primero hay la voluntad dispuesta, será acepta según lo que uno tiene, no según lo que no tiene.»

Da de acuerdo a lo que Dios puso en tu corazón 2 Corintios 9:7 «Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.»

2 Corintios 9:11 «Para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.»

Tus ofrendas y diezmos se usan para ayudar a los más necesitados. Hechos 20:35 «En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.»

Confiar en Dios en materia económica

Uno de los mayores factores de estrés a los que se enfrenta la humanidad es el estrés económico. Independientemente de sus ingresos, todos nos enfrentamos al estrés financiero.

Sin embargo, la Biblia dice que no debemos preocuparnos por nuestras finanzas. El Señor tiene el control de todo el dinero que vemos.

La Biblia dice esto sobre nuestra finanzas en las manos de Dios:

Marcos 12:41-44 «Estando Jesús sentado delante del arca de la ofrenda, miraba cómo el pueblo echaba dinero en el arca; y muchos ricos echaban mucho. Y vino una viuda pobre, y echó dos blancas, o sea un cuadrante. Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca; porque todos han echado de lo que les sobra; pero esta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento.»

Éxodo 35:5 «Tomad de entre vosotros ofrenda para Jehová; todo generoso de corazón la traerá a Jehová; oro, plata, bronce,».

2 Crónicas 31:12 «Y en ellas depositaron las primicias y los diezmos y las cosas consagradas, fielmente; y dieron cargo de ello al levita Conanías, el principal, y Simei su hermano fue el segundo.»

1 Timoteo 6:17-19 «A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. 18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; 19 atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna.»

¿Cuánto debo diezmar según la Biblia?

La palabra diezmo se traduce como 10%, pero no bíblicamente. En el Antiguo Testamento, los diezmos y las ofrendas eran obligatorios, y la familia daba casi un tercio de sus ingresos al templo.

Otras Personas Están Viendo  ¿Qué Dice la Biblia de NO Comer Carne en Semana Santa?

El dinero se utilizaba para mantener el templo, para los sacerdotes levíticos y para ahorrar para la hambruna. El Nuevo Testamento no especifica cuánto dinero deben dar los creyentes. Se les ordena dar fiel y generosamente.

¿Cuánto debo diezmar? De acuerdo a lo que hemos aprendido, es un 10 % de nuestros ingresos. Como dije anteriormente, no es algo obligatorio (en el Nuevo Testamento no lo dice) pero si deseas hacerlo, Dios te va a bendecir por eso.

¿Se debe diezmar antes o después de los impuestos?

La cuestión de si el diezmo debe pagarse sobre todos los ingresos antes de impuestos o sobre la cantidad pagada por nómina después de impuestos es una cuestión que se debate a menudo.

La respuesta a esta pregunta varía de una persona a otra. No hay una respuesta correcta o incorrecta. Este tema debe ser discutido en la oración y con los miembros del hogar. Si eres consciente de que debes pagar los diezmos una vez deducidos los impuestos, no vayas en contra de esa conciencia.

¿Qué pasa si no diezmo según la Biblia?

En el Antiguo Testamento Dios le hace unas serias advertencias a las personas que se guardaban el diezmo para ellos. Dios le dijo «ladrones» a través del profeta Malaquías.

Pero ¿Quiero decir esto que en el Nuevo Testamento las personas que no diezman son consideradas ladronas? NO. Pablo, quien fue el apóstol de los gentiles no hace advertencias sobre las personas que no practican el dar el diezmo.

Ni siquiera Pedro hace advertencias sobre esto. Lo que si se exhorta al creyente a ser un dador alegre. Así que, si das para Dios de lo que tienes, estoy seguro que Dios te va a bendecir.

¿Quieres diezmar?  Dios te bendecirá por eso ¿Quieres ofrendar o aportar algo para la iglesia? Dios también te bendecirá por eso.

Lo importante es que no te quedes sin aportar. Un líder de mi iglesia me dijo algo que me hizo reflexionar sobre este tema. El me dijo ¿Sabes por qué el mar muerto se llama así? Porque solo recibe, no da.

Entonces, cuando no aportamos nada para Dios, nos convertimos en mar muerto, en alguien no aporta para ayudar a los demás.

¿Habla el Antiguo Testamento del diezmo?

El Antiguo Testamento está lleno de versículos que tratan del diezmo. Encontramos que el Señor insiste en proveer a aquellos siervos de Dios. También vemos que el Señor quiere que mantengamos nuestros lugares de culto.

El Señor se toma en serio nuestras decisiones financieras. Debemos esforzarnos por respetarlo cuando manejamos el dinero que nos ha confiado.

En breve te muestro algunos versículos en los que Dios manda a los israelitas llevar sus diezmos y ofrendas

Levítico 27:30-34 «Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová. Y si alguno quisiere rescatar algo del diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ello. Y todo diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, el diezmo será consagrado a Jehová. No mirará si es bueno o malo, ni lo cambiará; y si lo cambiare, tanto él como el que se dio en cambio serán cosas sagradas; no podrán ser rescatados. Estos son los mandamientos que ordenó Jehová a Moisés para los hijos de Israel, en el monte de Sinaí.».

Números 18:21 «Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión.»

Números 18:26 «Así hablarás a los levitas, y les dirás: Cuando toméis de los hijos de Israel los diezmos que os he dado de ellos por vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos en ofrenda mecida a Jehová el diezmo de los diezmos.»

Deuteronomio 12:5-6 «Sino que el lugar que Jehová vuestro Dios escogiere de entre todas vuestras tribus, para poner allí su nombre para su habitación, ese buscaréis, y allá iréis. Y allí llevaréis vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, y la ofrenda elevada de vuestras manos, vuestros votos, vuestras ofrendas voluntarias, y las primicias de vuestras vacas y de vuestras ovejas;»

Deuteronomio 14:22 «Indefectiblemente diezmarás todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año.»

Deuteronomio 14:28-29 «Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren.»

2 Crónicas 31:4-5 «Mandó también al pueblo que habitaba en Jerusalén, que diese la porción correspondiente a los sacerdotes y levitas, para que ellos se dedicasen a la ley de Jehová. Y cuando este edicto fue divulgado, los hijos de Israel dieron muchas primicias de grano, vino, aceite, miel, y de todos los frutos de la tierra; trajeron asimismo en abundancia los diezmos de todas las cosas.»

Otras Personas Están Viendo  ¿Dónde Dice la Biblia Cría Cuervos y Te Sacaran los Ojos?

Nehemías 10:35-37 «Y que cada año traeríamos a la casa de Jehová las primicias de nuestra tierra, y las primicias del fruto de todo árbol. Asimismo los primogénitos de nuestros hijos y de nuestros ganados, como está escrito en la ley; y que traeríamos los primogénitos de nuestras vacas y de nuestras ovejas a la casa de nuestro Dios, a los sacerdotes que ministran en la casa de nuestro Dios; que traeríamos también las primicias de nuestras masas, y nuestras ofrendas, y del fruto de todo árbol, y del vino y del aceite, para los sacerdotes, a las cámaras de la casa de nuestro Dios, y el diezmo de nuestra tierra para los levitas; y que los levitas recibirían las décimas de nuestras labores en todas las ciudades;»

Proverbios 3:9-10 «Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto.»

Amós 4:4-5 «Id a Bet-el, y prevaricad; aumentad en Gilgal la rebelión, y traed de mañana vuestros sacrificios, y vuestros diezmos cada tres días. 5 Y ofreced sacrificio de alabanza con pan leudado, y proclamad, publicad ofrendas voluntarias, pues que así lo queréis, hijos de Israel, dice Jehová el Señor.»

Malaquías 3:8-9 «¿Robará el hombre a Dios? Sin embargo, me robas. Pero tú dices». ¿Cómo pudiste robarme? Malditos sean tu diezmo y tus ofrendas, porque todo tu pueblo me ha robado».

Malaquías 3:10-12 «Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos.»

Diezmo en la Biblia Nuevo Testamento

El diezmo también aparece en el Nuevo Testamento, pero con un patrón ligeramente diferente. Desde que Cristo vino como el cumplimiento de la ley, ya no estamos obligados por la ley levítica que requiere que demos un cierto porcentaje.

Ahora se nos insiste en dar generosamente. Es un culto secreto al Señor y no debemos dar para que los demás vean cuánto damos.

Quiero mostrarte algunos versículos en los que podemos ver el parecer de nuestro Señor Jesucristo y de los apóstoles sobre el tema de los diezmos y las ofrendas.

Mateo 6:1-4 «Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, 4 para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.»

Lucas 11:42 «Mas ¡ay de vosotros, fariseos! que diezmáis la menta, y la ruda, y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios. Esto os era necesario hacer, sin dejar aquello.»

Lucas 18:9-14 «A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola: Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano. El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. 13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador. Os digo que este descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.».

Hebreos 7:1-2 «Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo, 2 a quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo; cuyo nombre significa primeramente Rey de justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz;»

Conclusión.

Evidentemente no hay una cita bíblica en el Nuevo Testamento en la que Dios nos diga que debemos dar el diezmo, pero si nos motiva a ser dadores alegres.

Es por esto que te digo, honra al Señor con tu cuerpo, alma, finanzas, pensamientos y todo lo que tengas. No importa que no tengas mucho que dar, pero de lo poco que tengas, aporta algo para Dios.

No te dejes llenar los ojos de líderes religiosos que quieren que te desprendas de todo para su beneficio. Aporta para Dios y para las cosas de su obra.

Dios te bendiga!!!

Fuente: Reina Valera 1960

Comenta y comparte

Leave a Reply