¿Por Qué Jesús Ayuno 40 Días y 40 Noches? Significado

Por Qué Jesús Ayuno 40 Días y 40 Noches

¿Cuántos días ayunó Jesús?

Hoy quiero hablarte sobre el ¿por qué Jesús ayunó 40 días en el desierto? Su significado y lo que representaba para su ministerio.

La Biblia sólo menciona una vez específica en la que Jesús ayunó durante su ministerio en la tierra. Según el Evangelio de Lucas, inmediatamente después de su bautismo, Jesús » fue llevado por el Espíritu al desierto por cuarenta días, y era tentado por el diablo» (Lucas 4:2). Mateo explica además que el ayuno era de «cuarenta días y cuarenta noches» (Mateo 4:2).

El Evangelio de Mateo nos dice que, inmediatamente después de que Jesús fuera bautizado por Juan en el río Jordán, «los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.» (Mateo 3:16-17).

«Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.» (Mateo 4:1). Según Lucas, Jesús quedó «lleno del Espíritu Santo» y fue tentado durante 40 días.

Lucas 4:2 dice: ‘Jesús no comió nada durante ese tiempo, y al final tuvo hambre’.

Después de su bautismo y tentación, Jesús viajó por toda Judea, enseñando y predicando la palabra de Dios a los que querían escuchar. Muchos dicen que la tentación le preparó para su ministerio.

¿Dónde ayunó Jesús?

Los estudiosos creen que Jesús ayunó en el desierto judío, cerca del río Jordán. Se cree que la alta montaña llamada Monte de la Tentación, a la que le llevó el diablo, era un lugar aislado y apartado que dominaba la ciudad, pero era empinado y muy difícil de subir.

Otras Personas Están Viendo  ¿Por Qué en la Biblia Dios Cambia el Nombre de las Personas?

¿Qué dicen los evangelios del ayuno de Jesús?

En ambos relatos, Jesús ayuna. En otras palabras, reduce o se abstiene voluntariamente de comer. En el relato de Lucas, se afirma que «no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo hambre» (Lucas 4:2).

Durante este tiempo, el diablo tentó a Jesús e intentó aprovecharse de su estado de debilidad. El diablo le pedía a Jesús que convirtiera las piedras en pan, que se arrojara por un acantilado (para demostrar que los ángeles lo salvarían) y que lo adorara (al diablo) a cambio de toda la gloria de los reinos del mundo.

Al desafío de convertir las piedras en pan, Jesús responde al diablo con la verdad de que «No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.» (Mateo 4:4).

Al desafío de arrojarse por un precipicio, Jesús responde: «No tentarás al Señor tu Dios» (Mateo 4:7).

Y al desafío de inclinarse y adorar al diablo, responde: «Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.» (Mateo 4:10).

¿Por qué Jesús ayuno 40 días y 40 noches?

Probablemente Jesús ayunó para prepararse para su misión acercándose a Dios. Una de las razones del ayuno es debilitar el cuerpo para que pueda centrarse en lo básico de la vida, curarse a sí mismo y escuchar mejor la voz de Dios sin las llamadas comodidades de la distracción.

Jesús sabía que tenía un duro trabajo por delante y que tenía que prepararse antes de poder hacer milagros. Jesús acababa de ser declarado Hijo de Dios por el bautismo, y para hacer realmente la obra del Padre, debía abajarse y unirse a Dios.

También sabía que tenía que comprender los corazones más vulnerables de la humanidad, que eran pecadores, a veces rebeldes y necesitaban desesperadamente un Salvador, el Mesías, el Cristo.

¿Por qué Jesús ayunó 40 días y 40 noche? ¿Qué significa?

Jesús ayunó inmediatamente después de su bautismo y al comienzo de su misión de predicar el Evangelio. El ayuno y la oración te acercan a Dios y fortalecen tus oraciones.

Otras Personas Están Viendo  Poderosos Versículos de Atar y Desatar En la Biblia

Es imposible ayunar tanto tiempo y no morir, así que Jesús ayunó durante 40 días y 40 noches. Demostró desde el principio que era el Hijo de Dios.

¿Qué significa 40 días y 40 noches en la Biblia? El número 40 tiene un significado especial en la Biblia. El diluvio duró 40 días y 40 noche (Génesis 7,4.12.17; 8,6), 40 días estuvo Goliat desafiando a los israelitas (1 Samuel 17), el profeta Elías estuvo caminando durante 40 días y 40 noches cuando fue perseguido por Jezabel.

En este caso, este ayuno que hizo Jesús fue una conexión directa con el Padre. Hizo el máximo sacrificio espiritual, lo que desencadenó en maravillas, prodigios y milagros.

Los que pensaban que a Jesús todo se le hizo más fácil por ser hijo de Dios están muy equivocados. El Señor dio ejemplo de entrega y dedicación a Dios en todo su accionar en la tierra.

Jesús fue el primero en poner el ejemplo de una vida de oración, ayuno, milagros, señales, resurrección de muertos, entre otras muchas cosas.

Esos 40 días representan el máximo sacrificio en cuanto ayuno se refiere. Es por eso que cuando sacrificamos hasta el final por las cosas de Dios, las recompensas no se hacen esperar (Mateo 6:6)

¿Bebía Jesús agua o comía algo cuando ayunaba?

El ayuno consiste en reducir la ingesta de alimentos y, a veces, no comer en absoluto. No estamos informados de los detalles de esto. Algunos estudiosos creen que Jesús no comió en absoluto, como indica Lucas 4:2.

Algunos estudiosos creen que Jesús no comió en absoluto. Otros estudiosos creen que buscó en la tierra estéril restos de comida y pudo comer algo.

Pero soy de los que creen de manera contundente que Jesús no comió nada, tal como lo dice Lucas 4:2 «No comió nada en aquellos días»

¿Cómo pudo Jesús ayunar durante 40 días?

Los científicos creen que una persona sólo puede pasar unos días sin beber agua, o como mucho unas semanas sin comer, y que 40 días es mucho más tiempo.

Suponiendo que Jesús bebiera agua y no comiera nada, si fuera un ser humano típico, es muy probable que no hubiera durado 40 días.

Otras Personas Están Viendo  ¿Cuántas Veces Aparece la Palabra Corazón en la Biblia?

Pero Jesús no era un hombre ordinario, era el Hijo de Dios, facultado por el Espíritu Santo y dotado de dones sobrenaturales, por lo que podía ayunar todo el tiempo que necesitara.

El ayuno debilitó a Jesús y lo acercó a Dios, pero también lo hizo más vulnerable a la tentación y le dio una mayor victoria sobre la misma.

¿Para qué sirve el ayuno?

Algunas personas ayunan para perder peso, pero la mayoría lo hace por razones espirituales.

El ayuno suele iniciarse para adquirir una mayor conciencia y conocimiento del Señor, absteniéndose de los placeres físicos y de la alimentación básica.

Jesús ayunaba para acercarse a Dios, concentrarse en su ser espiritual y dejar de lado en lo posible sus necesidades y deseos físicos.

Hoy en día, a menudo ayunamos espiritualmente, por razones similares. Con el ayuno nos privamos y obtenemos una mayor comprensión espiritual.

Tenemos que ser capaces de reducir rápidamente nuestras propias fuerzas y confiar en el Señor para que nos dé fuerzas. También debemos ser rápidos para solidarizarnos con los que sufren.

¿Cómo debemos ayunar hoy?

En primer lugar, siempre hay que consultar a un médico antes de ayunar para asegurarse de que se está ayunando de forma saludable.

En segundo lugar, los expertos recomiendan empezar poco a poco con periodos cortos cada vez y aumentar gradualmente la duración.

El objetivo es mantenerse hidratado y no rechazar toda la comida. Más bien, entiende que el punto es lograr el rechazo físico para que puedas concentrarte en la mente espiritual.

Por último, céntrate en la oración y en Dios. Utiliza este tiempo para tener una comunión honesta con tu Creador.

El ayuno de 40 días de Jesús en la Biblia jugó un papel importante en la preparación de Jesús para su ministerio en la tierra. No se sabe si Jesús ayunó sólo esta vez o si lo convirtió en un hábito de ayuno. La Biblia sólo menciona este ayuno.

Pero cuando salió triunfante del desierto, estaba en correcta relación con su Padre, listo y dispuesto a hacer todo lo que Dios quisiera que hiciera.

Estudiar el ayuno de Jesús nos dice mucho sobre él, sobre la importancia de estar a solas con Dios, y sobre lo que podemos aprender cuando dejamos nuestras comodidades físicas y asumimos temporalmente las dificultades.

Dios te bendiga!!!

Fuente bíblica: Reina Valera 1960

Comenta y comparte

Leave a Reply