¬ŅQu√© Dice la Biblia Cuando Alguien Te Ofende? ¬ŅQu√© Hacer?

¬ŅQu√© Dice la Biblia Cuando Alguien Te Ofende?

¬ŅQu√© hacer cuando alguien te ofende seg√ļn la Biblia?

Desde el principio podemos observar que muchos hombres de Dios experimentaron ofensas por parte de otras personas, pero lo interesante de esto, es que ellos no se detuvieron por eso.

Quizás sea un amigo, como le pasó a David o tu pareja como le pasó a Job, quizás te pase algo similar como a José, que dice la Biblia que sus hermanos lo aborrecían.

Mira la historia de David, ni sus hermanos, ni su padre creía en él. Y la manera de externarle su desaprobación era ofendiendo a David.

Pero que bueno que ninguno se detuvieron ante situaciones como esas, sino que por encima de las ofensas cumplieron el plan de Dios en sus vidas.

Los versículos que vienen a continuación te harán pensar en la forma correcta de manejarte ante un problema de ofensa y descrédito.

Salmo 55: 12-14
12 Porque no me afrentó un enemigo, lo cual habría soportado; ni se alzó contra mí el que me aborrecía, porque me hubiera ocultado de él;
13 Sino t√ļ, hombre, al parecer √≠ntimo m√≠o, mi gu√≠a, y mi familiar;
14 Que juntos comunic√°bamos dulcemente los secretos, y and√°bamos en amistad en la casa de Dios.

Levítico 19:18
18 No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová.

Colosenses 3:13
13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

1 Corintios 10:32
32 No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios;

Proverbios 17: 9
9 El que cubre la falta busca amistad; mas el que la divulga, aparta al amigo.

Proverbios 10:12
12 El odio despierta rencillas; pero el amor cubrir√° todas las faltas.

¬ŅQu√© dice la Biblia sobre las ofensas?

Cuando la Biblia habla de una ofensa, se refiere primordialmente a un acto o una serie de actos que resultan en la violación de otra persona.

La ofensa en s√≠ suele comenzar con una peque√Īa molestia o irritaci√≥n, m√°s que con sentimientos heridos, ira o resentimiento. Deber√≠a ser f√°cil de tratar. Sin embargo, la irritaci√≥n y el fastidio tienden, por desgracia, a convertirse en un resentimiento e ira m√°s graves.

¬ŅQu√© dice la Biblia si alguien te ofende?

La Biblia dice que cuando a Cristo lo insultaban y lo menospreciaban, √©l no abri√≥ su boca. Esto es una ense√Īanza de que al momento de enfrentar una situaci√≥n similar, actuemos como actu√≥ nuestro Se√Īor y Salvador.

¬ŅC√≥mo responder a las ofensas seg√ļn la Biblia?

En breve te presento una serie de versículos para que sepas:

Isaías 53:7
7 Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.

Hebreos 12:15
15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;

1 Samuel 24:6
6 Y dijo a sus hombres: Jehov√° me guarde de hacer tal cosa contra mi se√Īor, el ungido de Jehov√°, que yo extienda mi mano contra √©l; porque es el ungido de Jehov√°.

Otras Personas Est√°n Viendo  ¬ŅQu√© Dice la Biblia de las Personas Que se Aprovechan de los Dem√°s?

1 Pedro 2:21-23
21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;
22 el cual no hizo pecado, ni se hall√≥ enga√Īo en su boca;
23 quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente;

Lucas 17:3-4
3 Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale.
4 Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.

Romanos 16: 17-18
17 Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos.
18 Porque tales personas no sirven a nuestro Se√Īor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas enga√Īan los corazones de los ingenuos.

Proverbios 10:12
12 El odio despierta rencillas; pero el amor cubrir√° todas las faltas.

Lee estos versículos cuando alguien te ofende

Te recomiendo leer estos versículos de la Biblia cuando te ofenden. Estoy seguro que te serán de gran ayuda:

G√°latas 5:26
26 No nos hagamos vanagloriosos, irrit√°ndonos unos a otros, envidi√°ndonos unos a otros.

Mateo 5:23-24
23 Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti,
24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

1 Juan 3:15
15 Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sab√©is que ning√ļn homicida tiene vida eterna permanente en √©l.

Efesios 4:26
26 Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo,

Efesios 4:32
32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Santiago 1:19
19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse;

Santiago 3:2
2 Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo.

Mateo 18: 15-17
15 Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repr√©ndele estando t√ļ y √©l solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
16 Mas si no te oyere, toma a√ļn contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.
17 Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano.

2 Corintios 12:10
10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Lucas 6:37
37 No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.
38 Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.
39 Y les dec√≠a una par√°bola: ¬ŅAcaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¬ŅNo caer√°n ambos en el hoyo?
40 El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro.
41 ¬ŅPor qu√© miras la paja que est√° en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que est√° en tu propio ojo?
42 ¬ŅO c√≥mo puedes decir a tu hermano: Hermano, d√©jame sacar la paja que est√° en tu ojo, no mirando t√ļ la viga que est√° en el ojo tuyo? Hip√≥crita, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces ver√°s bien para sacar la paja que est√° en el ojo de tu hermano.

Otras Personas Est√°n Viendo  ¬ŅQu√© Dice la Biblia de Hablar con los Muertos?

Proverbios 15:1
1 La blanda respuesta quita la ira; mas la palabra √°spera hace subir el furor.

Marcos 11.25
25 Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.

Efesios 4:2-3
2 con toda humildad y mansedumbre, soport√°ndoos con paciencia los unos a los otros en amor,
3 solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;

Qu√© hacer cuando te humillan seg√ļn la Biblia

La Biblia ofrece una gu√≠a clara sobre c√≥mo responder cuando somos humillados. En primer lugar, debemos recordar que no estamos solos. La palabra de Dios nos asegura que √©l est√° con nosotros en todo momento, incluso cuando enfrentamos la humillaci√≥n. El Salmo 34:18 nos dice: ¬ęEl Se√Īor est√° cerca de los que tienen quebrantado el coraz√≥n, y salva a los de esp√≠ritu abatido¬Ľ. As√≠ que, cuando nos sentimos humillados, podemos confiar en que Dios est√° cerca para consolarnos y fortalecernos.

En segundo lugar, la Biblia nos ense√Īa a perdonar a quienes nos humillan. En Mateo 6:14-15, Jes√ļs nos dice: ¬ęPorque si perdon√°is a los hombres sus ofensas, os perdonar√° tambi√©n a vosotros vuestro Padre celestial; pero si no perdon√°is a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonar√° vuestras ofensas¬Ľ. Perdonar no significa que debamos olvidar lo sucedido, pero s√≠ implica liberarnos del resentimiento y buscar la reconciliaci√≥n con aquellos que nos han humillado.

En tercer lugar, la Biblia nos anima a poner nuestra confianza en Dios y no en las opiniones de los dem√°s. En Proverbios 29:25 leemos: ¬ęEl temor a los hombres resulta una trampa, pero el que conf√≠a en el Se√Īor sale bien librado¬Ľ. Cuando somos humillados, es f√°cil caer en la trampa de buscar la aprobaci√≥n de los dem√°s o dejar que sus opiniones nos definan. Sin embargo, la verdadera seguridad y fortaleza se encuentran en confiar en Dios y en su amor incondicional por nosotros.

Por √ļltimo, la Biblia nos ense√Īa a buscar el consejo y la compa√Ī√≠a de personas sabias y de fe. Proverbios 13:20 nos dice: ¬ęEl que anda con sabios, sabio ser√°, mas el que se junta con necios ser√° quebrantado¬Ľ. Cuando enfrentamos la humillaci√≥n, es importante rodearnos de personas que nos ayuden a mantener una perspectiva saludable y nos den sabios consejos. Estas personas nos recordar√°n qui√©nes somos en Cristo y nos animar√°n a seguir adelante con valent√≠a y gracia.

C√≥mo nos dice Jes√ļs que debemos reaccionar ante las ofensas

Jes√ļs nos ense√Īa que debemos reaccionar ante las ofensas de una manera diferente a lo que el mundo nos dicta. En lugar de buscar venganza o guardar resentimiento, debemos perdonar y amar a nuestros enemigos. En el Evangelio de Mateo, Jes√ļs dice: ¬ęPero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen¬Ľ (Mateo 5:44). Esta ense√Īanza puede resultar dif√≠cil de seguir, pero es un mandato claro de Jes√ļs.

Adem√°s, Jes√ļs nos anima a buscar la reconciliaci√≥n y resolver los conflictos de manera pac√≠fica. En Mateo 18:15, Jes√ļs nos instruye: ¬ęSi tu hermano peca contra ti, ve y repr√©ndelo a solas. Si te hace caso, has ganado a tu hermano¬Ľ. Esta ense√Īanza nos muestra que debemos abordar las ofensas de manera directa y amorosa, buscando la restauraci√≥n de la relaci√≥n en lugar de alimentar la discordia.

Otro aspecto importante que Jes√ļs nos ense√Īa es a no devolver mal por mal. En Mateo 5:39, Jes√ļs dice: ¬ęPero yo les digo: No hagan frente al que les haga mal. Al contrario, si alguien te abofetea en la mejilla derecha, ofr√©cele tambi√©n la otra¬Ľ. Esta ense√Īanza desaf√≠a nuestra naturaleza humana y nos invita a responder a las ofensas con amor y perd√≥n, en lugar de buscar venganza o retaliaci√≥n.

Otras Personas Est√°n Viendo  ¬ŅPor Qu√© Muri√≥ Aaron en la Biblia?

Jes√ļs tambi√©n nos exhorta a perdonar a aquellos que nos ofenden, sin importar cu√°ntas veces nos lastimen. En Mateo 18:21-22, Pedro pregunta a Jes√ļs cu√°ntas veces debe perdonar a su hermano que peca contra √©l, y Jes√ļs responde: ¬ęNo te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete¬Ľ. Esta ense√Īanza muestra la importancia de cultivar un coraz√≥n perdonador y liberarnos del peso del resentimiento.

En resumen, Jes√ļs nos ense√Īa a reaccionar ante las ofensas con amor, perd√≥n, reconciliaci√≥n y sin buscar venganza. Siguiendo su ejemplo y sus ense√Īanzas, podemos cultivar relaciones sanas y vivir en paz con aquellos que nos ofenden. Recordemos siempre las palabras de Jes√ļs en Lucas 6:31: ¬ęTraten a los dem√°s como ustedes quieren que ellos los traten a ustedes¬Ľ.

La ofensa en la Biblia

La ofensa es un tema recurrente en la Biblia y se aborda de diversas formas a lo largo de sus p√°ginas. La Palabra de Dios nos ense√Īa c√≥mo debemos reaccionar cuando alguien nos ofende, y nos muestra el camino hacia la reconciliaci√≥n y el perd√≥n.

En Mateo 18:15-17, Jes√ļs nos ense√Īa el proceso de confrontaci√≥n y restauraci√≥n cuando alguien nos ofende. Nos insta a hablar en privado con la persona, confrontarla con amor y buscar la reconciliaci√≥n. Si el ofensor no muestra arrepentimiento, se debe llevar el asunto ante la iglesia. Este pasaje es un recordatorio de la importancia de abordar los conflictos de manera directa y amorosa.

En Proverbios 19:11, se nos recuerda que es sabio ser paciente y perdonar a aquellos que nos ofenden. La ira y el resentimiento solo alimentan m√°s discordia y dolor. En lugar de buscar venganza, debemos confiar en que Dios har√° justicia y encomendar nuestras heridas a √Čl.

La Biblia tambi√©n nos ense√Īa a orar por aquellos que nos ofenden. En Lucas 6:28, Jes√ļs nos dice: ¬ęBendigan a quienes los maldicen; oren por quienes los maltratan¬Ľ. Esta ense√Īanza desaf√≠a nuestra naturaleza humana, pero nos muestra el poder del perd√≥n y la oraci√≥n. Al orar por nuestros ofensores, abrimos nuestro coraz√≥n a la obra de Dios y permitimos que √Čl transforme nuestras actitudes y emociones.

Finalmente, en Efesios 4:32, se nos insta a ser amables y compasivos, perdon√°ndonos mutuamente, as√≠ como Dios nos perdon√≥ en Cristo. La Biblia nos recuerda constantemente el ejemplo de perd√≥n que Dios nos ha dado a trav√©s de Jes√ļs. Si Dios, en Su infinita gracia, nos ha perdonado, ¬Ņc√≥mo podemos negar ese mismo perd√≥n a los dem√°s? A trav√©s del perd√≥n, encontramos libertad y sanidad para nuestras heridas emocionales.

Qué dice la Biblia si alguien te ofende

La Biblia nos ense√Īa c√≥mo debemos responder cuando alguien nos ofende. Mateo 5:39 nos dice: ¬ęPero yo les digo: No resist√°is al hombre malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vu√©lvele tambi√©n la otra¬Ľ. Esto significa que debemos ser pacientes y no tomar venganza cuando alguien nos ofende.

Adem√°s, Proverbios 19:11 nos aconseja: ¬ęLa prudencia del hombre detiene su furor, y su honra es pasar por alto la ofensa¬Ľ. Esto significa que debemos controlar nuestras emociones y no dejarnos llevar por la ira cuando alguien nos ofende. En lugar de eso, debemos elegir perdonar y pasar por alto la ofensa.

En Romanos 12:19-20 encontramos: ¬ęAmados, no os vengu√©is vosotros mismos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito est√°: M√≠a es la venganza, yo pagar√©, dice el Se√Īor. As√≠ que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber¬Ľ. Aqu√≠ se nos insta a dejar que Dios sea quien se encargue de impartir justicia y a responder a las ofensas con amor y bondad.

Finalmente, 1 Pedro 3:9 nos dice: ¬ęNo devolviendo mal por mal, ni maldici√≥n por maldici√≥n, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendici√≥n¬Ľ. Esto nos recuerda que debemos responder a las ofensas con palabras de bendici√≥n y no caer en la tentaci√≥n de devolver mal por mal.

Comenta y comparte

Leave a Reply