Vers├şculos B├şblicos de Perd├│n y Reconciliaci├│n Seg├║n la Biblia

Vers├şculos B├şblicos de Perd├│n y Reconciliaci├│n

┬┐Qu├ę dice la Biblia sobre la reconciliaci├│n?

La reconciliaci├│n se define como el restablecimiento de relaciones amistosas. En la Biblia, la reconciliaci├│n implica un cambio en la relaci├│n entre Dios y el hombre.

Jes├║s nos reconcili├│ con Dios. Gracias a Jes├║s podemos llegar a conocer mejor a Dios. Gracias a Jes├║s podemos disfrutar de Dios.

Gracias a Jes├║s, los cristianos conf├şan en que el cielo nos estar├í esperando en la l├şnea de meta. El amor de Dios es evidente en la cruz . La salvaci├│n es todo por gracia. Todos los hombres deben arrepentirse y creer en Cristo.

Los vers├şculos que te presentar├ę muestran el amor y el perd├│n que Dios ha dado a hombres y mujeres y sus mandatos para que perdonen y busquen la reconciliaci├│n.

Los cristianos tenemos plena seguridad de que Jes├║s quit├│ todos nuestros pecados. Jes├║s es nuestro ├║nico camino al cielo.

Debemos entender que Dios muestra el mayor ejemplo de humildad. Él era rico, pero se hizo pobre por nosotros. Vino en forma de hombre por nosotros.

El Perd├│n y la Reconciliaci├│n Seg├║n la Biblia

La biblia esta llena de ejemplos del perd├│n y la reconciliaci├│n de Dios con el hombre. A pesar de nuestros pecados, Dios siempre busca la forma de reconciliarnos con ├ęl.

La verdad es que somos su creaci├│n, y desde el principio el plan de Dios siempre ha sido tener una buena relaci├│n con ├ęl.┬á

En los vers├şculos que te presento, podr├ís apreciar todo el amor de Dios para con nosotros. Tanto el antiguo como el nuevo testamento esta lleno del amor y la reconciliaci├│n de Dios con la humanidad.

Otras Personas Est├ín Viendo  ┬┐Cu├íntas Veces Aparece en la Biblia Amar├ís a Tu Pr├│jimo Como a Ti Mismo?

Vers├şculos de Reconciliaci├│n y Perd├│n

Isa├şas 59:2
2 pero vuestras iniquidades han hecho divisi├│n entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no o├şr.

2 corintios 5:18-21
18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcili├│ consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliaci├│n;
19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.
20 As├ş que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.
21 Al que no conoci├│ pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fu├ęsemos hechos justicia de Dios en ├ęl.

Romanos 5:10-11
10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.
11 Y no s├│lo esto, sino que tambi├ęn nos gloriamos en Dios por el Se├▒or nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliaci├│n.

Colosenses 1:20
20 y por medio de ├ęl reconciliar consigo todas las cosas, as├ş las que est├ín en la tierra como las que est├ín en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

Colosenses 1: 21-23
21 Y a vosotros tambi├ęn, que erais en otro tiempo extra├▒os y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado
22 en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de ├ęl;
23 si en verdad permanec├ęis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que hab├ęis o├şdo, el cual se predica en toda la creaci├│n que est├í debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro.

Otras Personas Est├ín Viendo  ┬┐C├│mo Vencer la Envidia Seg├║n la Biblia? Gu├şa Pr├íctica para una Vida Plena

Efesios 2:1-3
1 Y ├ęl os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,
2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al pr├şncipe de la potestad del aire, el esp├şritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,
3 entre los cuales tambi├ęn todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y ├ęramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los dem├ís.

Efesios 4:32
32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdon├índoos unos a otros, como Dios tambi├ęn os perdon├│ a vosotros en Cristo.

2 Corintios 5:18
18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcili├│ consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliaci├│n;

Romanos 5:1
1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Se├▒or Jesucristo;

Gálatas 4:4-5
4 Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envi├│ a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,
5 para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibi├ęsemos la adopci├│n de hijos.

Efesios 2:4-5
4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos am├│,
5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),

1 Juan 4:10
10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que ├ęl nos am├│ a nosotros, y envi├│ a su Hijo en propiciaci├│n por nuestros pecados.

Efesios 2:15-18
15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en s├ş mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,
16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.
17 Y vino y anunci├│ las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca;
18 porque por medio de ├ęl los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Esp├şritu al Padre.

Otras Personas Est├ín Viendo  ┬┐Por Qu├ę Atendi├│ Dios la Oraci├│n de Manas├ęs?

Romanos 8:15-16
15 Pues no hab├ęis recibido el esp├şritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que hab├ęis recibido el esp├şritu de adopci├│n, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!
16 El Esp├şritu mismo da testimonio a nuestro esp├şritu, de que somos hijos de Dios.

Efesios 1:7-10
7 en quien tenemos redenci├│n por su sangre, el perd├│n de pecados seg├║n las riquezas de su gracia,
8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabidur├şa e inteligencia,
9 d├índonos a conocer el misterio de su voluntad, seg├║n su benepl├ícito, el cual se hab├şa propuesto en s├ş mismo,

Juan 3:16
16 Porque de tal manera am├│ Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unig├ęnito, para que todo aquel que en ├ęl cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Isa├şas 1:18
18 Venid luego, dice Jehov├í, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve ser├ín emblanquecidos; si fueren rojos como el carmes├ş, vendr├ín a ser como blanca lana.

La buena noticia es que nuestro Dios, que abunda en misericordia, perdona fielmente nuestro pecado. Pero más que eso, nos limpia de adentro hacia afuera.

Esto significa que se restablece la relaci├│n entre nosotros y Dios, pero tambi├ęn que nuestra conciencia est├í limpia. No tenemos que cargar con el peso de nuestros fracasos e imperfecciones.

Esperamos que estos vers├şculos b├şblicos te ayuden a entender que todos necesitamos una reconciliaci├│n con el Dios Eterno.

Si necesitas oraci├│n, me lo puedes dejar en los comentarios y con gusto orar├ę por ti.

Dios te bendiga!!!

Fuente: Reina Valera 1960

Comenta y comparte

Leave a Reply