Versículos para Mujeres que Quieren Tener Hijos

Los niños son una bendición del Señor y la maternidad es un regalo para la humanidad. En muchas culturas de todas las épocas, el valor de una mujer se basaba en su capacidad para reproducirse, y su valor aumentaba aún más si
daba a luz a un hijo.

Sin embargo, algunos son privados de este privilegio, por lo que ha sido una fuente de dolor y sufrimiento para muchas familias a lo largo de los años.

Afortunadamente, el valor de una mujer hoy no se basa únicamente en su fertilidad, sino en los muchos otros dones y talentos que podría poseer.

Mujeres que no podían tener hijos en la Biblia

Las Escrituras brindan una fuente de esperanza y consuelo para aquellos que desean tener hijos, así que te he preparado los principales versículos bíblicos sobre las mujeres estériles y como Dios cambió su situación.

Mujeres de la Biblia que no podían tener hijos. La esposa de Abraham, Sarai (más tarde conocida como Sara), es la primera mujer que se menciona en la Biblia que era estéril.

Curiosamente, Dios los eligió a ella y a Abraham para que fueran los antepasados de la gran nación de Israel cuando no solo no podían tener hijos, sino también cuando eran bastante mayores.

Aparentemente, Sarah había aceptado el hecho de que no tendría hijos, e incluso se rio cuando el ángel profetizó sobre su próximo embarazo.

No obstante, Dios pagó la fidelidad de Abraham otorgándole un hijo de la promesa, Isaac, en su vejez. Así que Dios cambió lo imposible por lo posible, cuando bendijo a Sara y Abraham con un hijo propio.

Otras Personas Están Viendo  3 Mujeres que Gobernaron en la Biblia

Dios convirtió a Isaac en uno de los patriarcas más importante de la historia bíblica.

La segunda mujer que se menciona en la Biblia que era estéril era la esposa de Isaac, Rebeca, y estaba muy angustiada por su incapacidad para quedar embarazada.

Génesis 30:1
30 Viendo Raquel que no daba hijos a Jacob, tuvo envidia de su hermana, y decía a Jacob: Dame hijos, o si no, me muero.

Como se menciona aquí en este versículo, Isaac amaba mucho a su esposa y oró para que le diera un hijo, y el Señor les concedió un bebé. Dios la sanó de su infertilidad, y le concedió a Isaac y Rebeca no solo un hijo, sino dos hijos gemelos, Jacob y Esaú.

Rebeca aparentemente estaba abrumada por el dolor por su incapacidad para concebir, pero Dios escuchó el llanto de ella y de su esposo e hizo posible lo imposible.

Y así te puedo citar varias mujeres en las escrituras que eran estériles, pero el Dios de los cielos cambió su situación. Otras mujeres fueron: la madre de Sansón, Elizabeth la madre de Juan el Bautista, entre otras.

Versículos y promesas de fertilidad en la Biblia

Quiero mostrarte varios versículos para quedar embarazada:

Éxodo 23:25-26
25 Mas a Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti.
26 No habrá mujer que aborte, ni estéril en tu tierra; y yo completaré el número de tus días.

Otras Personas Están Viendo  ¿Qué Dice la Biblia de la Mujer Rencillosa?

Jueces 13:2-3
2 Y había un hombre de Zora, de la tribu de Dan, el cual se llamaba Manoa; y su mujer era estéril, y nunca había tenido hijos.
3 A esta mujer apareció el ángel de Jehová, y le dijo: He aquí que tú eres estéril, y nunca has tenido hijos; pero concebirás y darás a luz un hijo.

Deuteronomio 7:14
14 Bendito serás más que todos los pueblos; no habrá en ti varón ni hembra estéril, ni en tus ganados.

Romanos 4:20

19 Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años, o la esterilidad de la matriz de Sara.
20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios,

Lucas 1:36-37

36 Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril;
37 porque nada hay imposible para Dios.

Génesis 30:22
22 Y se acordó Dios de Raquel, y la oyó Dios, y le concedió hijos.

Gálatas 4:27
Porque está escrito: Regocíjate, oh estéril, tú que no das a luz; Prorrumpe en júbilo y clama, tú que no tienes dolores de parto; Porque más son los hijos de la desolada, que de la que tiene marido.

Más versículos y promesas de Dios para tener hijos

Génesis 25:21
21 Y oró Isaac a Jehová por su mujer, que era estéril; y lo aceptó Jehová, y concibió Rebeca su mujer.

Salmos 113:9
El hace habitar en familia a la estéril, Que se goza en ser madre de hijos. Aleluya.

Hebreos 11:11-12
11 Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido.
12 Por lo cual también, de uno, y ése ya casi muerto, salieron como las estrellas del cielo en multitud, y como la arena innumerable que está a la orilla del mar.

Otras Personas Están Viendo  31 Versículos y Promesas de Dios Para Bendecir a los Hijos

Salmo 37:5
5 Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.

Salmo 37:4
4 Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Promesas de Dios para la mujer estéril

Salmo 127:3
3 He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre.

Genesis 25:21
21 Y oró Isaac a Jehová por su mujer, que era estéril; y lo aceptó Jehová, y concibió Rebeca su mujer.

Lucas 1:36-37
36 Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril;
37 porque nada hay imposible para Dios.

Isaías 54:1-3
Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová.
2 Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas.
3 Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas.

Espero que estos versículos te inspiren a creer en el Dios que convierte lo imposible en posible. Sigue orando y clamando por tu milagro. Si él lo hizo con Sara, Raquel y las demás mujeres de la biblia, lo hará contigo también.

Te esperamos en el siguiente artículo que publicaremos en este sitio web.

Fuente: Reina Valera 1960

Comenta y comparte